Archivo de la categoría: Opinión

Robert Frank vs. Los Americanos

Por Óscar Colorado Nates * [1]

Alberto González Nava llegó corriendo al Museo Nacional de Arte Postmoderno (MUNACAPO). Se le había hecho tarde: el tráfico a esa hora era verdaderamente demencial. Se había citado con David Beristáin, su profesor de Fotografía Avanzada de la Universidad Interamericana.

Domingo. Óscar Colorado. 2012

 

Alberto (Beto para la familia y “el Chaggy” para sus compañeros en la secundaria) caminó presuroso al vestíbulo del museo. En la taquilla mostró su credencial de estudiante y le dejaron entrar gratis.

Como no veía por ningún lado a su maestro decidió entrar a la exposición

Rodeo, Nueva York. Robert Frank.

Pensó que realmente había sido muy amable su profesor por acompañarle a ver esa exposición. “Si quieres hacer fotografía en serio, necesitas conocer a Robert Frank.” Le había dicho una vez. Un buen día el docente le entregó un díptico informativo: “Están exhibiendo La América Callada de Robert Frank. ¿Te gustaría ir?” Seguir leyendo Robert Frank vs. Los Americanos

¡Seré una leyenda!

Por Óscar Colorado Nates

Freddie Mercury dijo una vez «No voy a ser un rockstar. ¡Seré una leyenda!» [1]  Y por supuesto que acabó siéndolo. Como fotógrafos debemos aspirar a la excelencia, ya lo escribía yo. Ahora bien ¿es desmesurada una declaración como la del vocalista de Queen?


Seguir leyendo ¡Seré una leyenda!

Robert Frank y la fotografía gestual

por  Óscar Colorado Nates*. (Versión revisada y expandida 1)

Desfile. Hoboken, Nueva Jersey. © Robert Frank

Robert Frank es uno de los artistas que comparten el Olimpo de la imagen fija con gigantes como Henri Cartier-Bresson, Walker Evans, Eugène AtgetGarry Winogrand. Es tan grande y profunda su influencia que se corre el riesgo de tomarla por hecho, de obviarla.
Seguir leyendo Robert Frank y la fotografía gestual

Usted es perfeccionista. No lo arruine.

Por Óscar Colorado Nates*

El otro día después de una comida china me tocó una galletita de la suerte con un mensaje que me dejó pasmado: “Ud. es perfeccionista. No lo arruine.” La frase me asombró tanto que decidí hacerle una fotografía y en ese momento supe que algún día debía escribir un post sobre el perfeccionismo. Ese día ha llegado.

El tema del perfeccionismo lleva años acechándome y acosándome. He deambulado por todos los espectros que rozan este tema, y un día me llega una galletita con una respuesta. Seguir leyendo Usted es perfeccionista. No lo arruine.

No hay peor foto que la que no se hace

Por Óscar Colorado Nates

Ya en otro post escribía sobre el tema de las buenas o malas fotografías. Ahora quiero confesarle a mi lector que una de las actividades que encuentro más deprimentes es revisar mis fotografías pasadas. Siempre las hallo repletas de errores, insípidas o francamente pésimas. Esta actitud de auto-flagelación puede resultar muy peligrosa para el fotógrafo, especialmente el que se inicia. De modo que necesito recordarme y recordarle a mi lector la función de revisar nuestros pasos fotográficos.

Senna nos enseña fotografía

Niki Lauda dice que el mejor piloto de Fórmula 1 que haya vivido fue Ayrton Senna.

Por cierto, vale mucho la pena ver el documental Senna de Asif Kapadia y que ganó en el festival de Sundance.

El legendario piloto dijo algunas frases provocadoras e interesantes:

  • El segundo lugar es el primer lugar de los perdedores.
  • Lo importante es ganar. Todo, siempre. Esa historia de que lo importante es competir es demagogia.
  • Si quieres tener éxito necesitas una dedicación total, buscar tu máximo límite y dar lo mejor de tí mismo.
  • Todos los años hay un campeón, pero no siempre hay un gran campeón.

Seguir leyendo No hay peor foto que la que no se hace

En fotografía, se hace lo que yo digo

Por Óscar Colorado Nates

¿Cuál es el papel del discurso del fotógrafo en su obra y la importancia de reflexionar sobre sus propias opiniones?

Espero que no se asusten mis lectores ante el título tan imperativo de este post. No hay por qué asustarse. En otros momentos he escrito sobre el valor de una fotografía y cómo leerla, la importancia de saber ver pero también saber hacer y ahora en la misma línea me gustaría discutir un poco sobre el qué dice (o puede decir) el fotógrafo mediante su cámara.

Quien tiene la información tiene el poder

Como ya decía yo, la forma en la que procesa la mente la información que recibimos hace toda la diferencia del mundo al hacer fotografía. El cerebro cuenta con una multitud de información para interpretar una escena.

Desde la historia, antecedentes de la fotografía misma, significados posibles de una escena, símbolos, qué fotografías se han hecho antes sobre el mismo tema, existe un proceso de pensamiento que analiza y sintetiza todos estos datos.

Lo que no siempre hacemos es reflexionar sobre el significado de esta información, y de manera más concreta el qué me dice en concreto a mí.

Mi propia historia, gustos, disgustos y obsesiones forman parte de esta maraña mental.

Guillermo y el cambio de paradigma

Hace muchos años leí la siguiente historia:

Guillermo era un duque que tenía entre ceja y ceja la idea de conquistar una isla. Como líder del ejército, armó una flota de atemorizantes guerreros normandos y se hizo a la mar con  tres mil miembros de caballería pesada y cinco mil de infantería. Seguir leyendo En fotografía, se hace lo que yo digo

¿Fotografía buena o mala?

Por Óscar Colorado Nates*

¿Qué es una buena foto?

Es muy común formular esta pregunta. Jon Uriarte  ofrece una interesante respuesta a esta cuestión: «Entendemos por una buena foto aquella imagen que nos transmite información de algún tipo, tanto estética como conceptual, por la que nos sentimos de algún modo interesados, atraídos o simplemente estimulados.»[1]

Ahora bien, podemos tener en la mano una serie de fotografías y preguntar a los transeúntes cuáles les parecen buenas o malas. Siempre tendremos respuestas; nadie nos dirá “oiga usted, gracias por preguntar pero soy la persona menos calificada para responderle”. En fin, todos sentimos que podemos opinar de fotografía. Y en ese sentido el preguntarse si una imagen es buena o mala está bien, pero la respuesta será tan parca como imprecisa. Cuando buscamos analizar de manera más seria una fotografía habría que comenzar por cuestionar el modo de análisis mismo.

El preguntarse si una foto es buena o mala adolece de dos problemas: primero caer en un simplismo. Una foto es un objeto demasiado complejo como para tratar de encasillarlo únicamente en dos posibilidades extremas de bueno o malo. Se cae necesariamente en una reducción injusta. Aquí no funciona el maniqueísmo. Ejemplo: ¿qué pasa si le muestro a una persona en la calle la siguiente fotografía de una pareja?

Tal vez el observador la califique automáticamente de “mala” porque apenas si se puede entender, en parte por el paso del tiempo.

Sin embargo es la única fotografía de Don Arnulfo González Peza y de Doña Francisca Gutiérrez, el único testimonio visual de su paso por este mundo. Y si son los bisabuelos del autor de este artículo (como lo son) entonces el asunto ya no es tan sencillo y la pregunta de si la fotografía es buena o mala resulta un tanto irrelevante. ¿Qué más da si la foto tiene deficiencias de cualquier tipo si es la única evidencia de la existencia de mis antepasados?

El segundo problema con la pregunta es que si algo es bueno o malo también se puede caer en un cierto juicio ético, pues ambos conceptos están directamente relacionados con la bondad o la maldad. Nos metemos, innecesariamente, en camisa de once varas. No le podemos decir a una fotografía «¡Foto mala! ¡Foto mala!» como lo haríamos con Fido si destruye nuestro sillón favorito. Entonces la solución, en este sentido, tampoco está en preguntar si una fotografía es buena o mala.

¿Qué hay de valioso en una fotografía?

Otra posibilidad ante el análisis de una fotografía es preguntarnos ¿Qué hay de valioso en ella? Entonces la imagen de los bisabuelos puede tener una respuesta más extensa y precisa. Seguir leyendo ¿Fotografía buena o mala?