Ángulos y altura de cámara

Un repaso a dos de los ingredientes fotográficos más eficaces.

Por Óscar Colorado Nates*

Los ángulos y altura de cámara son elementos del lenguaje fotográfico que pueden dotar a nuestras fotografías con una gran fuerza gracias a la creación de puntos de vista poco habituales. El conocer y comprender los ángulos y altura de cámara constituye uno de los medios más efectivos y asequibles, pero frecuentemente dejados de lado, para hacer mejores fotografías.

Hubo un par de fotógrafos que aprovecharon la facilidad que les otorgaban sus Leicas para innovar en los ángulos y altura de cámara que ya han sido ampliamente estudiados en este blog: el soviético Alexander Rodchenko y el chileno Sergio Larrain. De la mano de estos dos grandes de la lente aprenderemos un nuevo lenguaje visual.

Ángulos

Una vez que el fotógrafo ha decidido la distancia que tendrá respecto del sujeto, la segunda decisión respecto de su posición será el ángulo de cámara. Casi todos hacemos fotografías desde el mismo ángulo en el que nos encontramos. De modo que si el sujeto es de su misma altura, coloca la cámara sin ninguna angulación, usa un ángulo normalconvencional.

Ángulo normal o convencional.

Esta posición, que no implica cambio alguno en la angulación de la cámara, es la decisión más típica en fotografía. Esto se debe a muchas razones. Como veremos en el apartado histórico, en el siglo XIX con enormes cámaras de madera montadas en trípode cualquier angulación era tan difícil que mejor se optaba por elevar a los sujetos pequeños (niños, por ejemplo) a la altura y ángulo de la cámara. Hoy, con las cámaras que tenemos a la mano -desde la que incorpora el dispositivo móvil hasta una réflex profesional- es muy fácil cambiar el ángulo de la cámara y dirigirse hacia arriba o hacia abajo.

angulo_convencional

Quien hace una fotografía suele partir de su propia posición. Así se explica el por qué se usa tanto el ángulo normal o convencional que no implica ningún cambio en el ángulo de la cámara. Pero esto cambia al enfrentarse a sujetos o motivos fotográficos de escala distinta a la de quien hace la fotografía. Así, en el caso de sujetos más bajitos, como es el caso de niños, lo más normal es angular la cámara hacia abajo (toma picada). Lo mismo ocurre con animales de menor estatura que el fotógrafo. Así que, con estos sujetos, lo que abundan son ángulos picados.

angulo_convencional_ninos

Cuando se trata de mascotas, niños y otros sujetos que puedan ser más pequeños que quien hace la fotografía, una buena estrategia es agacharse y colocar la cámara a la altura del sujeto.

Así, se genera una imagen con mucha más conexión entre el fotógrafo y el motivo. Entonces, la decisión fotográfica de usar un ángulo normal se convierte en algo poco usual y mucho más efectivo que la desgastada imagen picada de un niño o una mascota.

sergio_larrain_ninos_santiago_1955_5
Sergio Larrain. Niños en situación de calle, 1955. Cuando Larrain hacía estas fotografías de niño se agachaba para generar una imagen con una mayor conexión.
CHILE. Valparaiso. 1953.
Sergio Larrain, Valparaiso, Chile. 1953.

Y hablando de altura, el colocarse un poco por abajo de la mirada de un niño dota a la imagen de una potencia inusual, cortesía de la toma contra-picada que comentaremos más adelante.

ITALY. Sicily. Corleone main street. 1959.
Sergio Larrain, Italia, Sicilia. Calle Corleone, 1959. En este caso, la posición de la cámara por debajo de los ojos de a niña dota a esta fotografía de una gran potencia y originalidad.
Sergio Larrain, Valparaíso, 1963
Sergio Larrain, Valparaíso, 1963

El ángulo picado

El ángulo picado, también se le conoce como toma picada, implica una angulación inferior. Es un punto de vista superior. Psicológicamente hablando tiende a empequeñecer a los sujetos porque ofrece una perspectiva superior.

picado

Sergio Larrain usó este ángulo de manera magistral en Valparaiso (Chile):

La toma contra-picada o ángulo contra-picado

La toma contra-picada, o ángulo contra-picado implica una angulación superior de la cámara, hacia arriba de la vista de quien hace la fotografía.

contra-picado

Es un tipo de toma mucho menos frecuente que los dos anteriores. Estamos acostumbrados a la comodidad de la visión horizontal, además, con frecuencia nos rodean sujetos de nuestra misma estatura o incluso más pequeños; solemos mirar poco hacia arriba. Por eso siempre es importante recordar este elemento del lenguaje fotográfico, porque tiene un gran poder para generar imágenes inusuales y mucho menos gastadas.

Las tomas contra-picadas en los retratos suelen realzar la dignidad del sujeto fotografiado. También es un ángulo útil si se desea que una persona luzca más delgada.

Alexander Rodchenko empleaba con maestría la toma contra-picada.

alexander_rodchenko_66
Alexander Rodchenko.

Rodchenko era un soviético convencido de la necesidad de hacer un equivalente visual del comunismo como una nueva forma de ordenar el mundo; esto explica el uso de los ángulos extremos en este autor.

alexander_rodchenko_63
Alexander Rodchenko

Tomas extremas: Nadir y Cenit

Toma desde el Cenit

También conocido como cénit o zenit, la palabra árabe سمت الرأس ¨ samet ar-ra’d ¨ que significa «camino encima de la cabeza» o «dirección de la cabeza» se usa en astronomía para indicar la intersección de la vertical de un lugar  con la esfera celeste.

cenit

Se trata del punto más alto que se puede dar respecto del observador en el cielo y está justo por encima de la cabeza en 90º.

El ángulo cenit o toma cenital en fotografía implica la colocación totalmente perpendicular desde arriba hacia abajo de la cámara.

cenit_fotografia_toma_cenital

Se trata de una muy inusual, que ofrece una perspectiva muy poco vista. Es uno de los ángulos que puede dotar de una gran creatividad a la imagen. Alexander Rodchenko la empleó con maestría, aunque habría que notar que muchas de sus tomas son picadas agudísimas que llegan prácticamte a ser cenitales. En sentido estricto el Cenit debe estar a 90º grados hacia abajo.

alexander-rodchenko-nc591-cigarettc3a1val-1925-30s (1)
Alexander Rodchenko
alexander-rodchenko-pioneer-1928
Alexander Rodchenko
alexander-rodchenko-woman-at-the-telephone-1928
Alexander Rodchenko
alexander_rodchenko_7
Alexander Rodchenko

Hoy en día cada vez son más comunes las tomas cenitales gracias al uso de drones. En este sentido, fotógrafos como el mexicano Santiago Arau han explotado al máximo las capacidades de los ángulos picados y cenitales. Por ejemplo, El Ángel de la Independencia es un monumento en la Ciudad de México que, por su altura, siempre ha sido hecho en tomas convencionales o contra-picadas.

angel_independencia
Fotógrafo no identificado. Ángel de la Independencia. Foto cortesía de vidaycasa.mx

Sin embargo, gracias a los drones, ahora se pueden hacer tomas inéditas como este ángulo cenital del ángel hecho por Arau:

santiago_arau_4
Santiago Ara. Ángel de la Independencia, Ciudad de México.

El ya conocido ángulo convencional, gracias a los drones de Arau cobra un interés inusitado de un sujeto que nunca antes se había visto de esta manera:

santiago_arau_5
Santiago Arau. Ángel de la independencia.

Una toma cenital del Palacio de Bellas Artes en México es otra de las imágenes que se pueden encontrar en la cuenta de Instagram de Arau.

santiago_arau5

El siguiente video muestra la gran eficacia narrativa en el trabajo de Santiago Arau. Vale la pena notar los ángulos extremos, posibles únicamente gracias al uso de drones que Arau emplea con maestría.

Toma desde el Nadir

Nadir es un término que viene de la astronomía que origen árabe: ندير nadir o نظير nathir, que significa «opuesto» y que denomina a la intersección entre la vertical del observador y la esfera celeste. Es el punto contrario del cenit.

nadir

También se trata de un punto de vista muy inusual y que por su posición provoca geometrías extremas. Nuevamente veremos en el caso de Rodchenko que sus tomas pueden ser contrapicados agudísimos que casi se convierten en tomas desde el Nadir, aunque también, en sentido estricto, la posición de la cámara es de 90º hacia arriba respecto del suelo.

Veamos algunas tomas extremas de Rodchenko:

alexander_rodchenko_51
Alexander Rodchenko
alexander_rodchenko_62
Alexander Rodchenko
alexander_rodchenko_72
Alexander Rodchenko

 

alexander_rodchenko_58
Alexander Rodchenko

A efectos de este artículo, hemos hecho un ejercicio con un ángulo convencional, una toma desde el cenit y una desde el nadir, que ofrecen posibilidades mucho más interesantes.

hdrpl
Toma convencional
1_1-120 seg. en f - 1.8.jpg
Toma picada
rhdr
Toma contrapicada
hdrpl
Toma desde el cenit
nor
Toma desde el Nadir.

Una nota importante sobre la angulación, es que cuando tenemos referencias geométricas (un librero, unos ladrillos, etc.) cualquier angulación de la cámara se nota en las geometrías, de modo que en estos casos hay que cuidar que lo que se cambie es la altura de la cámara, no su ángulo, a riesgo de que aparezcan las geometrías con formas trapezoidales.

4_1-240 seg. en f - 1.8.jpg
En una toma convencional, los ángulos rectos no tienen deformación en términos de perspectiva (nótense las ventanas en el frente)
nor
En cuanto se cambia el ángulo de toma (en este caso a un picado), las formas trapezoidales se vuelven evidentes.

angulos_de_camara

De la mano de los ángulos de toma se encuentra la altura de cámara. Antes de continuar es muy importante saber que hoy damos por hecho el poder cambiar la altura de la cámara y su angulación, pero esto era impensable durante el siglo XIX. De modo que vale la pena repasar, muy rápidamente, cómo era la fotografía en sus orígenes y qué la hizo cambiar para poder ver el mundo de una manera totalmente diferente.

Flexibilidad fotográfica: De las grandes cámaras a las portátiles

Cuando la cámara no podía moverse

En el siglo XIX el fotógrafo muy rara vez se aventuraba fuera de su estudio. Había buenas razones para ello: El tamaño y peso de las cámaras, con sus enormes y pesados trípodes de madera las volvían tremendamente estorbosas. Por otro lado estaban los procesos y preparación de las placas: Desde el daguerrotipo hasta el Colodión Húmedo, los estudios fotográficos también eran laboratorios.

Uno de los pocos fotógrafos que se lanzaron a la aventura de llevar cámaras a locación fue Mathew Brady y sus famosas caravanas fotográficas. Pero Brady era la excepción. Además, en técnicas como el Colodión Húmedo la placa debía prepararse en el momento, realizar la toma y revelarse cuanto antes. Aunque sí se hizo fotografía en locación durante el siglo XIX (vistas de paisajes, arqueológicas, etcétera), se hacían a costa de un esfuerzo casi sobrehumano.

fotografo_siglo_xix_
Durante casi todo el siglo XIX la fotografía en locación era una proeza.

La cámara que lo cambió todo

George Eastman era un contador aficionado a la fotografía. Primero tuvo éxito fabricando placas secas. Richard Leach Maddox había logrado sustituir el laborioso proceso del Colodión Húmedo por la técnica de plata sobre gelatina. George Eastman tuvo su primer gran éxito produciendo y comercializando placas secas, pero cuando conectó un genuino home run  fue cuando produjo cámaras fotográficas con una marca que inventó: Kodak.

Su primer intento fue la Kodak Nº 1, pero la apoteosis llegó con la cámara Kodak Brownie, que apenas costaba un dólar (equivalente hoy a unos $25usd). Acompañada de una agresiva campaña publicitaria y un eficientísimo sistema de distribución hacía que la cámara pudiera comprarse en cualquier farmacia, almacén de mercancías generales o, desde luego, estudio fotográfico.

1900-brownie
Kodak Brownie. 1900

La Kodak Brownie ya no necesitaba de un trípode, era ligera y compacta. Esto implicó una auténtica independencia del estudio. Cualquiera podía hacer fotografías y podía coger la cámara y llevarla a un picnic,

Aunque todo lo anterior resulta muy interesante se podría formular la pregunta ¿Y eso qué tiene que ver con los ángulos y altura de cámara? La respuesta es: Todo. Las cámaras de placa de gran formato tenían un rango de angulación prácticamente nulo, amén de no necesitarlo para la fotografía de estudio. Pero la Brownie era una cámara un poco más pequeña que una caja de zapatos que podía llevarse a todos lados. Hacer fotos era, además, barato: Una vez acabado el rollo de película, se enviaba la cámara por correo a Rochester donde desarmaban el equipo, procesaban e imprimían las fotos y equipaban al dispositivo con un rollo nuevo para, finalmente, ser enviado a su dueño a vuelta de correo. Solamente se cobraban las fotografías sin errores y cada impresión costaba apenas 25 centavos de dólar.

you_press_the_button_we_do_the_rest_kodak

Oskar Barnack y las cámaras Leica

En los inicios del siglo XX, Oskar Barnack era un ingeniero de la productora de microscopios Leitz. Gustaba de las salidas al aire libre y, en particular, de las escaladas a montañas, afición que sumaba a la fotografía.

Oskar_Barnack
Oskar Barnack

Empero, tenía dos opciones: Llevar un pesado equipo fotográfico u optar por una ligera cámara Kodak. Sin embargo, Barnack quería realizar fotografías con la máxima calidad posible y las Brownie eran cámaras baratas dirigidas a un público poco exigente.

Así que Oskar Barnack se dio a la tarea de diseñar una cámara pequeña, resistente, pero sobre todo con la mejor óptica posible.

20_Julius-Huisgen-Oskar-Barnack-at-His-Workplace-in-the-Hausertor-Works-1934-©-Leica-Camera-AG_post-1600x800-1400x600
Oskar Barnack trabajando en el prototipo de su primera cámara.

oskar_barnack_detalle

La tarea le llevó casi 10 años pero el resultado cambió a la fotografía para siempre. Diseñó una cámara equipada con una película de 35mm, la misma que se usaba en el cine. Luego de afinar el prototipo su jefe, Ernst Leitz, accedió a crear lo que sería una de las marcas legendarias de cámaras: Leica (de Leitz Kamera).

Cámara Leica I
Cámara Leica I (1924)

La Leica I era un prodigio de ingeniera. Se trataba de una cámara telemétrica que permitía al fotógrafo elegir enfoque de precisión -gracias a su telémetro incorporado- así como regular fácilmente la abertura del diafragma y el tiempo de obturación. La Leica estaba equipada con una óptica de primera calidad y la cámara era un tanque a prueba de todo. Lo mejor es que era increíblemente portátil. Su defecto fundamental era el precio: Todavía hoy una cámara Leica puede costar $4.000 dólares y $3.000 por un objetivo. Las Leica siempre han sido artículos de lujo, reservados únicamente a los fotógrafos más acaudalados.

A pesar de todo, muchos fotógrafos profesionales como Henri Cartier-Bresson o Robert Capa adoptaron con entusiasmo estas cámaras que se volvieron su herramienta de trabajo fundamental. Para la década de 1950 la Leica era la cámara preferida de los foto-periodistas internacionales. Y con las cámaras Leica, llegó la creatividad en el empleo de ángulos de toma y altura de cámara nunca antes vistos.

george-hoyningen-huene_retrato_de_henri_cartier-bresson
Henri Cartier-Bresson

Ahora podemos proseguir con el otro gran tema que nos ocupa:

La altura de cámara

El ángulo de toma fotográfica se liga a otro tema muy cercano: la altura de cámara.

Altura de cámara convencional

Ya se puede imaginar que la altura de cámara más común es la que determina la estatura humana. Una altura de cámara normal o convencional se encuentra entre los 1.55 y los 1.85mts, que es la altura promedio de una persona.

altura_convencional_normal

Cámara Alta

Cuando la cámara sobrepasa la altura convencional, se denomina cámara alta y puede llegar hasta la denominada cámara aérea. Suele hacerse en un rango entre 1.55 y 1.75mts, que es la estatura promedio de una persona. Si la cámara se coloca por encima de los dos metros entonces ya se está empleando una cámara alta y si la altura es extrema puede llegarse al punto de la cámara aérea.

Es importante recordar que se puede combinar una cámara alta con una toma picada o se puede mantener una angulación convencional.

camara_alta.png

La cámara alta ofrece una perspectiva casi irreal, por lo que se le llama también «ojo de pájaro» (eye bird’s view en inglés) e incluso «el ojo de Dios», denominación menos socorrida pero que deja claro el punto de vista poco frecuente de la cámara alta.

Cámara baja

Cuando se coloca la cámara a menos de un metro de altura, podemos hablar de una cámara baja. Si la cámara se coloca directamente en el suelo entonces tenemos un ojo de gusano (worm’s eye en inglés). Como veíamos al inicio de este texto, en sujetos bajitos la cámara baja les dota de una gran fuerza.

Aunque una cámara baja extrema es muy potente, el simple hecho de que el fotógrafo disminuya un poco su altura agachándose produce imágenes con mayor contundencia. Por eso el fotógrafo mexicano Eniac Martínez dice que; «Si no te duelen las rodillas, entonces no estás haciendo fotografía».

Sergio Larrain.  Valparaiso, Chile. Café "Los Siete Espejos". 1963.
Sergio Larrain. Valparaiso, Chile. Café «Los Siete Espejos». 1963. La cámara baja ofrece una pespectiva diferente, nótese que el centor geométrico de la fotografía coloca la cintura de la pareja a la mitad, lo que denota que Larrain se agachó para hacer la foto sin alterar el ángulo, pues no es una toma contrapicada.

camara_baja

 

 

A efecto de ilustrar la contundencia que tiene la cámara alta y baja, veamos la siguiente fotografía de un sujeto aburrido y ordinario. En cuanto se cambia la altura de cámara, se obtiene una perspectiva totalmente inusual.

IMG_20190412_182417.jpg
Altura de cámara convencional.
hdrpl
Cámara baja (ojo de gusano)
IMG_20190412_182426.jpg
Cámara alta

camara_aerea_2.png

A modo de conclusión

Mucho se habla del «ojo fotográfico». En buena medida, se trata del uso de herramientas y elementos del lenguaje fotográfico que pueden diferenciar a una toma aburrida de una interesante. Los ángulos y altura de cámara son ingredientes muy eficaces que ofrecen posibilidades para agregar posibilidades creativas a la fotografía.


ocn2* Dr. Óscar Colorado Nates,
(Ciudad de México, 1969)

Académico, crítico, analista y promotor de la fotografía.

Doctor « cum laude» en Ciencias de la Documentación por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Narrativa y Producción Digital por la Universidad Panamericana (Cd. de México) donde es Investigador de Tiempo Completo y Profesor Titular de la Cátedra de Fotografía Avanzada así como Docente de Posgrado en Narrativa y Nuevas Tecnologías

Autor de libros como Fotografía 3.0; El Mejor Fotógrafo del Mundo; Instagram, el ojo del mundo; Fotografía de Documentalismo Social; Fotografía Artística Contemporánea; El Mejor Fotógrafo del Mundo Pensamientos Decisivos: 650 reflexiones fotográficas.

Miembro del Seminario de Imagen y Cultura, la Asociación Mexicana de Estudios de Estética, el Seminario Permanente de Análisis y Crítica Cinematográfica (SEPANCINE) y de The Photographic Historical Society (Rochester, NY), entre otras agrupaciones académicas.


Las opiniones vertidas en los artículos y producciones audio-visuales son personales.
© 2011-2019 by Óscar Colorado Nates. Todos los Derechos Reservados. Esta publicación se realiza sin fines de lucro y con fines de investigación, enseñanza y/o crítica académica, artística y/o científica. 


150px-Fair_use_logo.svgThe presentation in this blog of photographs, movies, recordings or written material is used for purposes of criticism, comment, news reporting, teaching and/or research, and as such, it qualifies as fair use  as forseen at 17 U.S. Code § 107 and it is not an infringement of copyright.

For more information, please check the following link with our Legal Notice regarding copyright.


22 comentarios sobre “Ángulos y altura de cámara”

  1. Cordial saludo desde Colombia. Muchas gracias Oscar por compartirnos tan interesantes conocimientos que nos ayudan a profundizar nuestro aprendizaje. Un abrazo…

  2. Siempre un placer leerte, amigo. En cada post indefectiblemente hay nuevas ideas para los que te seguimos desde hace algún tiempito. Este ya comienza a darle pellíscos a mi cerebro… Un abrazo enorme,
    Luis

  3. Ya sabes, Oscar, que te sigo con gran interés, eres el mejor comunicador. Si es posible, te agradecería me proporcionaras tu dirección postal para enviarte un libro.
    Cordiales saludos,
    Carlos Pérez Siquier

    1. Estimado Carlos, un gusto y un honor que sigas mi blog, de verdad muchas gracias. Esta es mi dirección física:

      Universidad Panamericana
      Escuela de Comunicación
      Dr. Óscar Colorado Nates
      Augusto Rodin 498
      Col. Insurgentes Mixcoac CP 03920
      Alcaldía Benito Juárez
      Ciudad de México CDMX
      México

  4. Hola Óscar, gracias por tu ayuda, ya vengo siguiéndote desde un tiempito y tus lecciones me han servido muchísimo, un fuerte abrazo.

  5. Yo tengo que reconocer que soy algo flojo para cambiar de ángulo en la mayoría de las ocasiones, pero nunca es tarde para intentarlo con más frecuencia. Un abrazo!!

  6. Es una gran satisfacción leer éstos artículos, en mi caso en particular, eran conceptos ya aprehendidos, sin embargo resulta ser que la información brindada aquí es analítica y muy bien expuesta, lo que me permite entender aún más a la fotografía en general. Muchas gracias.

  7. Hola Oscar, otro artículo tan interesante que nos das.. Gracias a tu consejo he comprado el libro «La Narración Fotografica» de Michael Freeman y ya lo estoy disfrutando, aunque debo reconocer que has colocado la vara muy alta con tus artículos, de modo que es dificil encontrar algo tan interesante fuera del blog. A modo de ejemplo, el análisis que hace Freeman acerca del trabajo de W. Eugene Smith (Country Doctor) es muy bueno, pero no se compara con el estupendo análisis que tu has hecho. Me tomo el atrevimiento de decirte que te he enviado un mensaje privado a través de tu cuenta de Instagram, un abrazo desde Argentina.

    1. Muchas gracias Juan Pablo, es un gran halago lo que me dices porque Michael Freeman es un autor muy importante, aunque debo confesar que también siento que se quedó un poco corto en su análisis del «Country Dr.» Independientemente de eso, el libro de Narración Fotográfica en conjunto me gusta mucho y por eso me he atrevido a recomendarlo. Si quieres mandarme un mensaje mejor hazlo desde este formulario porque lo de Instagram casi nunca lo veo
      http://www.oscarcolorado.net/contacto.html
      ¡Abrazo y muchas gracias por el comentario!

  8. Muy buen artículo, Dr. Colorado!!! Creo que a las personas aficionadas al apasionante mundo de la fotografía les son muy necesarias personas que tengan y trasmitan sus conocimientos fotográficos del modo que Ud. lo hace: ameno, sencillo y claro. Seguiremos aprendiendo … Un cordial saludo!

Deja un comentario