Fotografía, cultura e interpretación

La fotografía es un producto cultural. Viene de una cultura y alimenta otra. La lectura fotográfica es una oportunidad inigualable de entender quiénes somos (sin importar si somos fotógrafos u observadores) y quién es el otro.

Por Óscar Colorado Nates*

1. Lectura fotográfica y cultura

Para leer una fotografía, hace falta examinarla en dos esferas: una objetiva y otra subjetiva. La primera es la esfera de los elementos que se encuentran en la fotografía (si es vertical u horizontal, blanco y negro o color, formas, composición, etcétera); también se le conoce como lo denotativo en la imagen. La otra esfera pertenece a los elementos subjetivos, tiene que ver con la interpretación de la imagen. Se le llama subjetiva porque tiene elementos que dependen de cada observador y no tanto de la imagen. Esta interpretación, sin embargo, también parte de un conjunto de elementos desde donde fue hecha y desde donde es leída.

Imagen pegada 3

Existe un conjunto de universales culturales y de factores culturales que afectan tanto la creación como la recepción de una fotografía.

Es fundamental preguntarnos, al leer una imagen, ¿Cómo afecta la cultura a esta fotografía? Más aún: ¿Cómo impacta la cultura del fotógrafo a mi lectura? Y, por supuesto, es indispensable preguntarse ¿Cómo cambia mi cultura la lectura de las fotografías que veo?

En esta ocasión nos enfocaremos en la cultura como una llave interpretativa de la imagen.

El oráculo de Delfos: Conócete a ti mismo

Para que un fotógrafo realice un trabajo de valor, existen dos componentes fundamentales que pueden tomarse en cuenta: el primero es hacer imágenes de temas y sujetos con los que el creador tenga una íntima conexión. Cuando esto no ocurre, se corre el riesgo de producir fotografías huecas, indiferentes.

Templo en Delfos (Foto cortesía de © National Geographic)
Templo en Delfos (Foto cortesía de © National Geographic)

Más importante que la primera idea es recordad aquella frase que se encontraba en el vestíbulo (pronaos) del tempo de Apolo en Delfos:  γνῶθι σεαυτόν (gnōthi seauton) que significa “conócete a ti mismo”. Este no era el único precepto, también se incluían: respeta a tus padres, aprende a aprender, manda de ti mismo, domina tu carácter, no censures, escúchalo todo, haz uso del arte, entre muchas otras.[1]

nosce_te_ipsum
Nosce te ispsum: Versión latina del “Conócete a tí mismo.”

Para la fotografía esto es de la mayor importancia porque la conformación de un individuo está directamente relacionada con su manera de crear y de apreciar. Comprender quién es uno mismo al momento de fotografiar le puede dar pistas fundamentales para capturar esos temas y sujetos con los que se tiene, en sentido positivo o negativo, una conexión íntima.

La creación fotográfica se puede comprender a partir de la idea latina “nihil nihil fit”, la nada nada hace o de la nada nada adviene.[2]  Esto, aplicado a la creación estética, tiene que ver con la intertextualidad, es decir, con las conexiones que necesita un artista para crear una obra.

mozart_beethoven_bach

Ni Bach, ni Mozart, ni Beethoven inventaron la música; tampoco crearon algo de la nada. Aún estos gigantes realizaron, en su momento de crecimiento, variaciones sobre el trabajo de otros y, eventualmente, encontraron su propio camino y aportaron lo que cada uno debía. Esto significa que el artista no está aislado, es producto de sus factores culturales. Nuevamente, esos aspectos inherentes a su cultura son un “algo” porque la nada, nada hace.

2. Hacia una definición de cultura

En la lectura fotográfica los factores culturales cobran una importancia capital, pues recordemos que una obra de arte no es un discurso unilateral, sino una conversación (un diálogo). Ansel Adams dijo que en una fotografía siempre hay dos personas: el fotógrafo y el observador.[3]

comunionEn el último de los casos, la fotografía (y para el caso cualquier obra artística) constituye una comunión. Esta comunión es una común unión que requiere de dos. La fotografía tiene un componente esencial de creación, pero el observador es un co-creador porque su propio tiempo, educación, nacionalidad, temperamento, educación, género, afectan a la imagen, o al menos, a su interpretación.

Comprender al otro, comprenderme a mí mismo

El entendimiento de los factores culturales que afectan al creador y al observador de una fotografía constituye una llave invaluable para comprender de una manera más profunda el sentido de una fotografía.

También, el comprender mejor al observador puede brindar una mayor profundidad a la comprensión de la lectura de la imagen como una actividad que no es fija ni monolítica, sino móvil, dúctil: maleable.  La comprensión de los factores culturales pueden ayudar a entender a un fotógrafo (puede ser un tercero o nosotros mismos) o también entender mejor cómo el observador (nosotros mismos, si somos quienes tratan de leer una imagen) también afecta a la interpretación de una fotografía.

elotro

Para comprender mejor estos factores e identificar algunos de ellos, lo primero es acercarnos al concepto y definición de cultura.

Problemas en la definición de cultura

No es una tarea fácil el ofrecer una definición de cultura. Los antropólogos Kroeber y Kluchohn recopilaron 164 explicaciones distintas de este concepto.[4]

Imagen pegada 2

De las distintas acepciones, hay tres definiciones de cultura que nos ayudan a desentrañar el misterio: La primera idea es de Matthew Arnold quien, en 1867, reflexionaba sobre la cultura como un producto y empresa intelectual o artística donde se contraponían la “alta cultura” y la “cultura popular”.[5] Así, una sinfonía de Beethoven pertenecería a la “alta cultura” y una canción inca pertenecería a la “cultura popular”. Esta acepción, como explica Helen Spencer-Oatey “…pertenece más a la estética que a la ciencia social.”[6]

Matthew Arnold (1867)
Matthew Arnold (1867)

Aunque la fotografía tiene, entre muchas otras capas de valor (sociológico, histórico, etc.) un indudable componente estético, no es el único. Y para el caso que nos ocupa -comprender mejor los factores que afectan a la creación y lectura de la fotografía- , es demasiado limitante.

Una segunda idea de Cultura es la que presentó Edward Tylor en su obra Primitive Culture (1870) donde comprende la cultura como un fenómeno muy complejo que incluye “…creencias, arte, moral, leyes, costumbres y cualquier otra capacidad y hábito adquirido por el hombre como miembro de una sociedad.”[7] La importancia de Tylor fue que aportó la idea de que la cultura es multifacética y compleja.

Edward Burnett Tylor (1917)
Edward Burnett Tylor (1917)

En un tercer sentido de la cultura lo debemos a  Franz Boas (1911) quien desecha la idea de que pueda existir una cultura superior y una inferior, que no hay “salvajes” ni “civilizados”.[8]

Franz Boas
Franz Boas

Estas tres concepciones de la cultura siguen siendo insuficientes, pero pueden darnos una idea de la poli-angularidad que puede tener un concepto que se antoja tan vasto como profundo.

Enfoques contemporáneos: la cultura es construcción y complejidad

No hay que olvidar que la cultura es, a un tiempo, una construcción cultural e individual.[9] También importa subrayar que está viva y sujeta a cambios graduales. Como explica Helen Spencer-Oatey, la cultura es una suerte de “fotografía instantánea” de la sociedad.[10a]

different-people

Lo que también convendría puntualizar es que la cultura no es homogénea, sino plural, que no es una cosa sino un fenómeno, la cultura no está distribuida de forma uniforme entre los miembros de un grupo; una persona no posee una cultura única. Finalmente la cultura no es intemporal, siempre está en mutación.

Claude Lévi-Strauss (1949) identifica que el ser humano es al tiempo, una entidad biológica unitaria y parte de una esfera social.[10b]

Margaret Mead (1937) aclara que la cultura es un comportamiento complejo, heredado por generaciones.[10c] Conforme pasó el tiempo la definición se fue volviendo cada vez más sofisticada. Así, para Kroeber y Kluchohn (1952) la cultura consiste en “patrones, implícitos y explícitos, y por comportamientos adquiridos que se transmiten por símbolos.”[11] Este concepto lo retoma David Schneider (1968); para él las culturas son sistemas de símbolos.[12]

simiotica_simbolos

No olvidemos que la fotografía, comprendida en términos semióticos, tiene este importante componente simbólico, es decir, la imagen también es un lenguaje que puede ser leída desde los símbolos, y éstos son acuerdos culturales.

En una buena medida, y para nuestro caso de análisis fotográfico, hay que recordar que la cultura está imbuida en un contexto específico.[13] La imagen se construye en un tiempo, lugar, por un individuo que es parte de sub-culturas, grupos y sub-grupos, así como con características que tienen que ver con su sexo, edad, educación, etcétera.

Esto mismo ocurre con el lector quien, a su vez, tiene sus propias características (factores culturales) que le hará leer, de un modo u otro, una fotografía.

mazahuachos
El trabajo fotográfico de Federico Gama titulado “Mazahuacholoskatopunk” reflexiona acerca de los entrecruces de los muchos sub-grupos que se trasfunden entre jóvenes mazahuas influidos por los cholos, el skat y lo punk.

 

3. Los universales culturales

Denis O’Neill explica que existen capas culturales que van desde el cuerpo de tradiciones específicas de una sociedad específica (primera capa), la subcultura que genera un nuevo tipo de entidad dentro de una grupo social más grande y los universales culturales (tercera capa), que son patrones compartidos por la humanidad de forma colectiva.[15]

De estas tres capas, la última es fundamental porque nos permitirá analizar a un fotógrafo (y al observador) a través de ciertos determinantes que son universales. Además de enlistar algunos de estos universales culturales, enumerados por O’Neill,[16] agregaremos ejemplos y aplicaciones a la lectura de la fotografía.

a) Comunicación en un lenguaje verbal

Este universal cultural implica que existe una forma humana de comunicarse a partir de un lenguaje. Esto no significa que exista un idioma único, neutral, internacional (aspiración original del Esperanto).[17] Sin embargo este universal cultural asume que todo individuo tiene un lenguaje verbal. Esto importa, porque el pensamiento discurre en la lengua. Así, el alemán es un idioma particularmente apto para la creación de nuevos vocablos y la filosofía.

idioma

Ahora bien, en la fotografía debemos recordar que la imagen no es un idioma universal, discernible por cualquier individuo, en cualquier tiempo y en cualquier lugar. Efectivamente, hay una capa común en la fotografía. Por ejemplo, una fotografía de una mujer será identificada como tal por prácticamente cualquier individuo, en cualquier lugar, en cualquier momento. Sin embargo, tras la capa icónica, en la capa de la lectura subjetiva, la interpretación, la misma mujer puede evocar amor o tristeza, como el retrato que hizo Alexander Rodchenko de su madre: ¿Qué lecturas le da el observador?

Alexander Rodchenko. Retrato de su madre.
Alexander Rodchenko. Retrato de su madre.

Recordemos, con François Soulages que “La obra fotográfica no es ya entregada llave en mano, con sus instrucciones de uso y sus prohibiciones: es una obra abierta, necesariamente abierta, obra viva que adquiere una dimensión nueva y un destino nuevo en cada realización: y la historia de la obra también está viva, porque cada recepción puede ser una nueva recreación.”[18]

b) Género

Recordemos con la FAO que el “«Género»no hace referencia al hombre y la mujer, sino a lo masculino y lo femenino, esto es, a las cualidades y características que la sociedad atribuye a cada sexo.”[19] La UNESCO reconoce que los roles de género son constructores sociales.[20]

Man and woman facing each other

Tomemos a la mujer como un primer referente sobre la forma en la que el género afecta a la fotografía. A lo largo de la historia han existido magníficas fotógrafas, maestras del medio, como Anna Atkins, Julia Margaret Cameron,  Tina Modotti, Dorothea Lange, Helen Levitt, Inge Morath, Sabine Weiss, Gertrude Käsebier, Eve Arnold, Lillian Bassman, Ilse Bing, Margaret Bourke-White, Diane Arbus, Cindy Sherman, Nan Goldin, por mencionar solamente algunas.

¿Cómo afecta la condición de ser mujer en la obra fotográfica? Es sujeto de todo un estudio. Alejandra Niedermaier realizó una interesante investigación sobre el tema en su libro La mujer y la fotografía.[21] Hay mucho por escribir y reflexionar. Sin embargo un caso emblemático es el de Cindy Sherman. ¿Podría un hombre realizar un retrato tan preciso de los estereotipos femeninos en el Estados Unidos reciente? Difícilmente.

c) Edad

La edad del fotógrafo y del lector importan en la fotografía. Generalmente existe un proceso de madurez que está asociada con la edad. Así, no es lo mismo la obra de Richard Avedon cuando era un joven fotógrafo de modas que en su serie In the American West, realizada en la plenitud de sus capacidades.

 

Vector silhouette generation men on a white background.

Esto suele ocurrir con la mayoría de los fotógrafos, pero existen casos como el de Francesca Woodman, quien hizo fotografías desde los 13 hasta los 21 años con una madurez sorprendente.

Sin embargo, en el caso de Woodman nos encontramos dos universales culturales que determinan una buena parte de su obra: uno es el género y el otro es la edad. Francesca fue una fotógrafa mujer y joven. Esto implicó una búsqueda de su identidad a través de la cámara; sin estos dos universales culturales la obra de Woodman hubiera sido totalmente distinta.

Y ahora, desde el observador, tampoco es lo mismo leer a Robert Frank cuando se tienen 18 años que cuando se tienen 40. Las experiencias y circunstancias de vida acumuladas influyen en la manera de leer y entender una fotografía. Como en el caso de los fotógrafos, edad no es sinónimo (ni condicionante) de calidad. Sin embargo, la fotografía es de una riqueza y complejidad enormes y se alimenta, directamente, de la sofisticación del creador. Por otra parte, la valoración de una fotografía también está ligada con la madurez intelectual y hasta psicológica del observador.

Lo fundamental es tomar en cuenta el factor de la edad (del fotógrafo y del observador) en esa comunión implícita en la lectura e interpretación de una fotografía.

d) Estado civil (matrimonio).

Un ejemplo muy interesante es el matrimonio de los fotógrafos alemanes Bernd y Hilla Becher. Este matrimonio realizó fotografías durante cincuenta años y su obra es el producto de un acuerdo de vida que se funda, en buena medida, en el entendimiento de ambos cónyuges.

Bernd y Hilla Becher
Bernd y Hilla Becher

Por otra parte, la condición matrimonial afecta a la fotografía. Pensemos en los encuentros y desencuentros matrimoniales de fotógrafos tan dispares como Masahisa Fukase o Diane Arbus. En ambos casos, la condición de casados (o sus respectivas separaciones) determinaron, de muchas maneras, su producción fotográficas.

Masahisa Fukase
Masahisa Fukase

En el caso de Fukase la depresión el hizo realizar sus interesantes imágenes de cuervos, en el de Arbus la recuperada independencia le permitió explorar los temas que quería sin trabas de ningún tipo.

Diane Arbus (fotografiada por Garry Winogrand)
Diane Arbus (fotografiada por Garry Winogrand)

En el caso del observador, la situación matrimonial también influye, pues fotografías que contengan imágenes de niños (hijos), parejas, etcétera será diferente en observadores solteros, unidos libremente, casados, divorciados o viudos.

e) Privacidad

La privacidad es otro universal cultural, aunque tal vez sea más preciso reflexionar sobre la actitud social e individual hacia la privacidad. Por ejemplo, en esta apertura hacia volver público lo privado, encontramos las fotografías de Nan Goldin y su Balada de la Dependencia Sexual. Hoy, en un momento postfotográfico, este tema también es muy sencillo de comprender gracias a las selfies y la manera en la que la gente comparte todos los aspectos de su vida íntima a través de las redes sociales. Un fotógrafo hoy comparte sin mayores restricciones su intimidad, mientras que para otra época hubiera sido impensable lo que hoy se suben a las redes sociales.

El sentido de la privacidad hoy es totalmente distinto al que había antes de la era de las redes sociales y la "selfie".
El sentido de la privacidad hoy es totalmente distinto al que había antes de la era de las redes sociales y la “selfie”.

Nuevamente, habría que determinar cómo afecta la noción de la privacidad tanto al fotógrafo como al lector al momento de la comunión fotográfica.

f) Comportamiento sexual regulado

La conformación con una visión social e individualmente aceptada del comportamiento sexual es otro factor a tener en cuenta. Por ejemplo, para Minor White su situación homosexual le provocó enormes conflictos y búsquedas por encontrar su lugar en el mundo. Su producción fotográfica necesita, para ser comprendida con más profundidad, de esta lucha interior.

Minor White, “Movement Studies Number 56″ (1949)
Minor White

Por otra parte tenemos a Robert Mapplethorpe, quien explora abiertamente la sexualidad (y para ser más específicos, su propia sexualidad).

Robert Mapplethorpe
Robert Mapplethorpe

Este fotógrafo deambula, según se pregunte a una persona u otra, entre ser un ícono de la fotografía gay[22] o un pornógrafo de la homosexualidad.[23] Este es un caso interesante porque la recepción de sus fotografías fue verdaderamente escandalosa a finales de la década de 1980. Hoy, su Portafolio X provoca un choque, como explica Kevin Moore “…más por la violencia que por la sexualidad”. [24]

Robert Mapplethorpe. De "Portfolio X"
Robert Mapplethorpe. De “Portfolio X”

Es decir, ha existido un cambio cultural donde la percepción de la sexualidad ha cambiado, pero también de la violencia. Por ejemplo, un niño victoriano podía ser reprendido a golpes por sus profesores y este comportamiento no solo era aceptado sino exigido por los padres.[25]

castigo
Las reprimendas físicas eran cosa de todos los días en la Inglaterra victoriana.

Hoy existe una percepción totalmente distinta sobre la violencia en las escuelas, tanto entre pares como con los profesores.[26]

violencia_escolar
Hoy, la violencia de un profesor contra un alumno es causa de escándalo: el patrón cultural ha cambiado.

Recordemos que estos universales culturales tienen este carácter porque la categoría misma se mantiene, pero lo que ocurre en esa categoría está en mutación. Así, el comportamiento sexual regulado cambia con el tiempo, pero lo que no cambia es que trataremos de indagar siempre cuál es (o era) la manera en la que esta percepción sobre lo que es sexualmente aceptado puede alterar una fotografía, desde su producción o desde su lectura.

g) Conducta

Siempre ha existido un universal cultural respecto de la bondad y maldad de los actos. Así, el trabajo de transgresión hacia las normas puede ser un factor cultural a tomar en cuenta en una fotografía. Los casos de fotografía de conflicto, desde la policial hasta la de guerra, tienen siempre un componente ético que hay que tomar en cuenta. Por ejemplo Weegee tenía una actitud muy específica respecto de sus fotografías de hechos sangrientos.

Weegee (Arthur H. Fellig)
Weegee (Arthur H. Fellig)

Otra esfera, en este sentido, puede ser la del fotógrafo mexicano de “nota roja” Enrique Metinides, quien “Con frecuencia llegaba primero que los paramédicos, y en varias ocasiones tuvo que auxiliar a los heridos, como ocurrió en un accidente de aviación en la década de los años 70.”[27a]

Enrique Metinides
Enrique Metinides

Aunque Weegee y Metinides trabajaban un mismo género, la frontera ética de ambos casos es distinta. En la lectura fotográfica, estos universales culturales importan cuando tienen que ver con la bondad y la maldad, que puede ser denunciada por los propios fotógrafos; en otros casos -como el de Weegee- el bien o mal actuar también ofrecen un margen de interpretación, ligado a este universal cultural.

h) Arte

El arte también es un factor que afecta la creación artística, desde luego. Por ejemplo, podríamos pensar en las fotografías de Kimiko Yoshida.

Esta fotógrafa se nutre de la estética minimalista del Japón tradicional y la exuberancia del barroco europeo. Este es un factor mayúsculo en la producción y lectura de la fotografía. La obra estará directamente relacionada con la capacidad de intertextos que pueda hacer el artista. En otras palabras, un fotógrafo con una amplia cultura tendrá más elementos, ingredientes y posibilidades para sumar a sus imágenes que alguien sin referencias de ningún tipo.

T. S. Eliot ya reflexionaba en 1919 sobre el papel de la originalidad y la autoría en su ensayo Tradition and the Individual Talent y decía que “No hay poeta, ni artista de forma alguna de arte que tenga su significado de forma aislada.[27b]” En 1981 Roland Barthes declaró que “todo texto es un ínter-texto.[27c]

La intertextualidad asume las conexiones entre distintos textos.
La intertextualidad asume las conexiones entre distintos textos.

Ahora bien, lo mismo se aplica al lector, quien enriquecerá su lectura e interpretación con un basamento intelectual más dilatado. Lauro Zavala nos recuerda que “…todo texto –todo acto cultural y por lo tanto todo acto humano– puede ser estudiado en términos de la red de significación a la que pertenece.[27d]” Y agrega: “La intertextualidad es la característica principal de la cultura contemporánea. Si todo producto cultural (un concierto, una mirada, una película, una novela, un acto amoroso, una conversación telefónica) puede ser considerado como un texto, es decir, literalmente, como un tejido de elementos significativos que están relacionados entre sí, entonces todo producto cultural puede ser estudiado en términos de esas redes. Las reglas que determinan la naturaleza de este tejido son lo que llamamos intertextualidad.”[27]

La intertextualidad también tiene que ver con las conexiones que realiza el observador a partir de lo que ve y enlaza con su bagaje intelectual.
La intertextualidad también tiene que ver con las conexiones que realiza el observador a partir de lo que ve y enlaza con su bagaje intelectual.

Esa intertextualidad está incluida ya en la obra del fotógrafo, no puede ser de otra manera, pues es el producto de todo un contexto. Pero para el lector es básica la conexión que pueda realizar entre los diferentes autores, épocas y contextos. Una capacidad rica de intertextualidad dará, necesariamente, una interpretación rica.

4. Factores  culturales

Hemos revisado algunos de los universales culturales que se relacionan de manera más directa con el fotógrafo y su observador. Sin embargo no son los únicos a tomar en cuenta: el vestido o la manera de educar a los menores, por mencionar solamente dos[28], son factores que afectan –de un modo u otro- a la fotografía.

De las decenas de concepciones relativas a la cultura, hemos decidido aplicar las ideas de Geert Hofstede, antropólogo social holandés, para quien la cultura  “Es la programación mental colectiva que distingue a los miembros de un grupo o categoría de personas de otras. Es un fenómeno colectivo porque es, por lo menos parcialmente, compartido con personas que viven o que han vivido en el mismo entorno social, que es de donde fue aprendido. La cultura es aprendida, no heredada. Se deriva del propio entorno social, no de los genes que se portan. La cultura debería diferenciarse por un lado de la naturaleza humana, y por el otro de la personalidad del individuo.”[14]

Geert Hofstede
Geert Hofstede, antropólogo social

Hofstede agrega a los universales culturales un juego de factores culturales que agregan posibilidades a nuestro juego de herramientas para desentrañar los sentidos de la fotografía.

a) De identidad: Individuos/Grupos

La identidad importa de manera capital en la fotografía. Para comenzar, está el individuo que tiene una mezcla compleja y única de factores biológicos (genéticos) y aprendidos (cultura). Aunque puedan existir mil alemanes, cada uno tendrá una mezcla particular, como una huella dactilar, y serán –al mismo tiempo- todos alemanes. La identidad deambula entre dos grandes extremos: la individualidad y la colectividad.

conexiones-de-red-social_1010-422

En la fotografía, y el arte por extensión, tiene mucho que ver con la noción de individualidad y colectividad. Por ejemplo, en el modernismo se daba una importancia grande a la capacidad artística del individuo. Por ejemplo, aunque hicieran fotografías de un mismo sujeto, se identificaba muy claramente a Edward Weston de Tina Modotti y jamás se les consideraba como un colectivo. Cada uno tomaba sus decisiones como individuo.

Sin embargo la colectividad puede ser de gran importancia en trabajos como la tipología del pueblo alemán que buscó crear August Sander. Este fotógrafo buscaba hacer un gran retrato del pueblo germano. Sin embargo su visión de lo que constituía ese “gran tipo alemán” no fue compartido con otra colectividad: la de los nazis.[29]

Esa noción de identidad, comprendida entre la individualidad y la colectividad, importa tanto en el creador como en su sujeto. Tomemos por ejemplo a Robert Frank, el fotógrafo suizo que retrató a los estadounidenses en su libro Les Americáins. Se trata de un individuo que mira a una colectividad.

Habría que precisar, también, que el fotógrafo podría querer ir en contra del establishment. Tenemos el caso de Lewis W. Hine quien se rebeló contra el trabajo infantil. En su momento el trabajo de menores en fábricas y talleres era aceptado, incluso era legal. Sin embargo este sociólogo, armado con una cámara, criticó a la colectividad que aceptaba el trabajo de niños pequeños en entornos terriblemente peligrosos.

Por otro lado está el observador. Nuevamente, las nociones de individualidad y colectividad importan en la lectura fotográfica. Cada observador tendrá factores individuales que le harán evaluar el sentido e interpretación de una fotografía.

Una colectividad (por ejemplo los alumnos de un salón de clase) tendrán un conjunto de factores culturales compartidos que los harían distinto de otro salón de clase o de otra escuela. Desde luego en términos de colectividad los factores regionales (norteños o sureños) e incluso nacionales afectarán. No será lo mismo la interpretación (o creación, desde luego) de una fotografía por parte de una español, un japonés o un británico.

b) Factores culturales específicos del individuo

Aquí podríamos pensar en el individuo como un ente que tiene un entorno aprendido, pero donde también elige. Así, un individuo puede vivir en una colectividad donde se aprecia el consumo de carne, pero que prefiere no comerla. De este modo, hay una delimitación –una frontera- entre la esfera contextual y enseñada con la aprendida. Una cosa es lo que no enseñan y otra lo que aprendemos: lo que aceptamos de esa enseñanza.

En el terreno del análisis ético se puede llegar a un relativismo y decir que alguien es “producto de sus circunstancias”. Este determinismo falla porque el ser humano tiene lo que Viktor Frankl llama la libertad interior de elegir.[30]

Viktor Frankl
Viktor Frankl

Para la interpretación de fotográfica, es importante diferenciar claramente la esfera contextual y enseñada con la individual y aprendida.

Sí, ciertamente la cultura tiene rasgos que se transmiten de generación en generación, sin embargo siempre viene bien reflexionar sobre la libertad que hace que la identidad tenga ese importante componente de individualidad.

¿Qué hace diferente a Garry Winogrand del resto de los fotógrafos estadounidenses? Estas especificidades nos ayudan a apreciar mejor su obra, comprender sus elecciones e interpretar sus fotografías. Lo mismo se puede decir de cualquier creador.

Hay una cierta influencia en la manera de fotografiar de Henri Cartier-Bresson porque era francés, pero no podemos decir que este creador fotografiaba “a la francesa”, del mismo modo que no podríamos decir que Tony Ray Jones lo hacía “a la inglesa”.

Manuel Álvarez Bravo habrá heredado y aprendido ciertos factores culturales que hacen que su fotografía está asociada, fuertemente, a la mexicanidad. Pero ¿Cuál mexicanidad? ¿La del México de 1930 o la del contemporáneo? ¿El México urbano o el rural?¿La de los mexicanos de Chihuahua o los de Yucatán?

Por eso es tan importante delimitar correctamente los elementos de especificidad y cultura en un individuo, lo mismo para el creador fotográfico que para el lector.

c) De jerarquía. Distancia al poder: Relaciones entre los más poderosos/menos poderosos

Hofstede establece como factor cultural la jerarquía, es decir, la relación del individuo con el poder. En el caso de Alexander Rodchenko, su cercanía y lejanía con el poder soviético determinó una buena parte de su recorrido fotográfico. Cuando era un obrero de la máquina fotográfica, su trabajo se insertaba perfectamente en la esfera de Lenin, pero durante el régimen de Stalin, Rodchenko fue perseguido. En esta posibilidad, la relación entre poder y fotógrafo tienen un impacto en su vida y, desde luego, en su obra.

Otro caso muy específico de esta relación de poder la podemos encontrar en el fotoperiodista mexicano Héctor García, quien venía de un estrato marginado pero que supo acercarse a los factores de poder (tanto económicos como políticos) para estar en la “gracia” de los grandes. Esta cercanía/lejanía con los factores de poder influye, indudablemente, el contenido de sus fotografías.

 

d) De género: Feminidad vs Masculinidad como control de agresión

Ya explicamos anteriormente, cuando tratamos los universales culturales, el factor cultural del género. Sin embargo habría que verlo no únicamente desde el estereotipo que opone, como extremos, a lo femenino con lo masculino. Además de eso, existe una importante noción en el control de la agresión.[31] Pensemos en fotógrafos como Bruce Gilden o Diane Arbus, donde la agresión juega un papel importante en sus fotografías.

e) La evitación de incertidumbre

Hofstede explica que la evitación de incertidumbre puede definirse como “…hasta qué punto los miembros de una cultura se sienten amenazados por la inseguridad o por las situaciones desconocidas, e intentan evitar tales situaciones. Este sentimiento se expresa, entre otras cosas, a través del estrés nervioso y de la necesidad de previsibilidad: una necesidad de normas escritas y no escritas.”[32]

Paul Strand. Mujer ciega
Paul Strand. Mujer ciega

Esta evitación de incertidumbre es un factor cultural tanto individual como colectivo. Puede haber un persona que necesita la previsibilidad y se apega a las normas pero también un grupo.

El estereotipo del “artista rebelde” es exactamente lo contrario. Así como hay reglas sociales, habría que preguntarse hasta qué punto el fotógrafo acepta o contraviene cánones y criterios propios de su medio. Paul Strand rompió con el pictorialismo, William Eggleston con la noción culturalmente aceptada de que únicamente la fotografía en blanco y negro es arte.

William Eggleston. Greenwood, Mississippi, 1973.
William Eggleston. Greenwood, Mississippi, 1973.

Así, vale la pena discernir si nos enfrentamos a un fotógrafo que se apega a las normas o las transgrede.

Nuevamente, esto se aplica también al observador. Pensemos en un estudiante de fotografía que se ha nutrido principalmente del modernismo y los criterios de valoración desprendidos del momento histórico-artístico de las vanguardias; si le presentamos un fotógrafo posmoderno lo rechazará porque la evitación de incertidumbre se impondrá. Por ejemplo, le costará mucho trabajo entender, aceptar y dejarse influir por Gregory Crewdson.

Este joven estudiante rechazará de cualquier manera a los autores que no se apeguen a lo que ha aprendido y con lo que se siente en un entorno cómodo. Así, la evitación de incertidumbre afectará al lectura quien podrá rechazar, o aceptar, la obra entera de un fotógrafo dependiendo de qué tanto pone en duda la certidumbre del status quo.

f) El espíritu del tiempo

Desde luego está el Zeitgeist, el espíritu de la época. Este término difundido por Hegel “Hace referencia al conjunto de actitudes, valores y creencias dominantes vinculados de un modo esencial a una cultura o «pueblo» en un determinado período de la historia.”[33]

Cada creador es, en parte, fruto del espíritu de su tiempo. En algunos casos puede ser muy notable (como en las fotografías de Robert Doisneau y el humanismo francés), en otros mucho más sutil. Sin embargo, es fundamental tomar en cuenta este factor temporal pues, como ya hemos visto, lo que en un momento histórico es tabú, en otro es algo apreciado.

Por eso valdría la pena recordar, también, que el entorno de difusión y recepción de una fotografía la afecta enormemente. Lo que pudo tener una recepción fría (por ejemplo las fotos de Eugène Atget a principios del siglo XX) en otro tiempo puede ser visto como arte (como lo hicieron Berenice Abott y John Szarkowski sobre las fotos del mismo Atget).

John Szarkowski
John Szarkowski

Nunca podemos olvidarnos en qué entorno se recibió una obra y cómo se aprecia (o desprecia) hoy. Lo mismo ocurre con la importancia de entender por qué nuestro entorno actual, nuestro Zeitgest, determina de una u otra manera nuestra interpretación de una fotografía.

4. A manera de conclusión

Los factores que hemos enunciado son apenas la punta del iceberg. Existen mucho otros estratos de cultura donde importan el clima y la situación geográfica, niveles de filiación donde afectan circunstancias relacionadas con lo étnico o lo religioso.

Recordemos: Es fundamental, al leer una imagen preguntarnos ¿Cómo afecta la cultura a esta fotografía? Más aún: ¿Cómo influye la cultura del fotógrafo a mi lectura? Y, por supuesto, es indispensable preguntarse ¿Cómo cambia mi cultura la lectura de las fotografías que veo?

Tras lo visto: ¿Cómo afecta la raza, nacionalidad y grupo étnico a la lectura?
Tras lo visto: ¿Cómo afecta la raza, nacionalidad y grupo étnico a la lectura?

La fotografía es un producto cultural: Proviene, siempre, de una cultura y alimenta otra. La lectura fotográfica es una oportunidad inigualable de entender quiénes somos (sin importar si somos fotógrafos u observadores) y quién es el otro. En este sentido, la fotografía tiene, en última instancia, el inconmensurable valor de entendernos como seres humanos.


oscar_colorado_natesÓscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra de Fotografía Avanzada en la Universidad Panamericana (Ciudad de México).

Es autor de los libros:

  • Ideas Decisivas: 800 reflexiones fotográficas (2a. Edición)
  • Fotografía 3.0 Y después de la Postfotografía ¿Qué?
  • Instagram, el ojo del mundo
  • Fotografía de documentalismo social
  • Fotografía Artística Contemporánea
  • El Mejor Fotógrafo del Mundo.

Columnista en el periódico El Universal (Cd. de México).
Editor y Director General de la revista fotográfica MIRADAS.

Co-fundador de la Sociedad Mexicana de Daguerrotipia y miembro de The Photographic Historical Society (Rochester, NY).

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las posturas de la Universidad Panamericana.
© 2016 by Óscar Colorado Nates. Todos los Derechos Reservados. Esta publicación se realizan sin fines de lucro y con fines de investigación, enseñanza y/o crítica académica, artística y científica. 


Referencias de investigación

 

cultura_factores

Notas

[1] La túnica de Neso. Los preceptos de Delfos o una filosofía de vida. Disponible en https://latunicadeneso.wordpress.com/2011/01/30/los-preceptos-de-delfos-o-una-filosofia-de-la-vida/ Consultada el 19 de junio de 2016

[ii] Diccionario de filosofía. Ex nihilo nihil fit. Disponible en http://www.ferratermora.org/ency_concepto_ej_ex-nihilo.html Consultada el 19 de junio de 2016

[3] John Paul Caponigro. 22 Quotes By Photographer Ansel Adams. Disponible en http://www.johnpaulcaponigro.com/blog/11531/22-quotes-by-photographer-ansel-adams/ Consultada el 19 de junio de 2016

[4] Lebrón Antonio, What is Culture? Disponible en http://meritresearchjournals.org/er/content/2013/July/Lebr%F3n.pdf Consultada el 19 de junio de 2016

[5] Arnold Matthew, Culture and Anarchy. Disponible en http://www3.nd.edu/~cvandenb/MA.C&A.select.pdf Consutlada el 19 de junio de 2016

[6] Spencer-Oatey Helen, What is Culture? A Compilation of Quotations. Disponible en https://www2.warwick.ac.uk/fac/soc/al/globalpad/openhouse/interculturalskills/global_pad_-_what_is_culture.pdf Consultada el 18 de junio de 2016

[7] Tylor Edward B, Primitve culture. Researches into the develpment of mythology, philosophy, religión, language, art and custom. Disponible en https://ia600502.us.archive.org/23/items/cihm_49592/cihm_49592.pdf Consultada el 19 de junio de 2016

[8] Boaz Franza, Cuestiones fundamentales de antropología cultural. Edit. Solar/Hachette, Buenos Aires, 1964, Pág. 271

[9] Spencer-Oatey Helen, What is Culture? A Compilation of Quotations. Disponible en https://www2.warwick.ac.uk/fac/soc/al/globalpad/openhouse/interculturalskills/global_pad_-_what_is_culture.pdf Consultada el 18 de junio de 2016

[10a] Spencer-Oatey Helen, What is Culture? A Compilation of Quotations. Disponible en https://www2.warwick.ac.uk/fac/soc/al/globalpad/openhouse/interculturalskills/global_pad_-_what_is_culture.pdf Consultada el 18 de junio de 2016

[10b] Unesco. Claude Lévi-Strauss. Cultrual Diversity: The Common Heritage of Humanity. Spencer-Oatey Helen, What is Culture? A Compilation of Quotations. Disponible en http://www.unesco.org/culture/aic/echoingvoices/claude-levi-strauss.php Consultada el 20 de junio de 2016

[10c] Murphy Michael D., Anthropological Theories. Disponible en http://anthropology.ua.edu/cultures/cultures.php?culture=Culture%20and%20Personality Consultada el 20 de junio de 2016

[11] Varenne Hervé, The Culture of CULTURE.  Disponible en http://varenne.tc.columbia.edu/hv/clt/and/culture_def.html Consultada el 18 de junio de 2016

[12] Schneider David, Antropología simbólica, disponible en https://antropologiasimbolicayhermeneutica.wikispaces.com/ Consultada el 19 de junio de 2016

[13] Soules Marshall, Notes toward a definition of culture. Disponible en http://www.media-studies.ca/articles/culture.htm Consultada el 18 de junio de 2016

[14] Hofstede, Hofstede: Culturas y Organizaciones – El Software mental. Disponible en https://seryactuar.files.wordpress.com/2015/08/3-culturas-y-organizaciones-hofstede.pdf Consultada el 18 de junio de 2016

[15] O’Neill Denis, What is culture? Disponible en http://anthro.palomar.edu/culture/culture_1.htm Consultada el 18 de junio de 2016

[16] O’Neill Denis, What is culture? Disponible en http://anthro.palomar.edu/culture/culture_1.htm Consultada el 18 de junio de 2016

[17] Esperanto, El esperanto ¿Qué es? Disponible en http://www.esperanto.net/info/baza_es.html Consultada el 19 de junio de 2016

[18] Soulages, François. Estética de la fotografía. Edit. La marca editora, Buenos Aires, 2010 Pág. 343

[19] FAO, Por qué el género. Disponible en http://www.fao.org/gender/gender-home/gender-why/por-que-el-genero/es/ Consultada el 19 de junio de 2016

[20] UNESCO. Igualdad de género. Disponible en http://www.unesco.org/new/es/education/themes/leading-the-international-agenda/education-for-sustainable-development/gender-equality/ Consultada el 19 de junio de 2016

[21] Niedermaier Alejandra, La mujer y la fotografía. Una imagen espejada de autoconstrucción y construcción de la historia, Edit. Leviatán, Buenos Aires, 2008

[22] L’Armari Obert, Robert Mapplethorpe, icono de la fotografía gay. Disponible en http://leopoldest.blogspot.mx/2011/03/robert-mapplethorpe-icono-de-la.html Consutada el 19 de junio de 2016

[23] Moore Kevin,  Whipping up a storm: how Robert Mapplethorpe shocked America. Disponible en https://www.theguardian.com/artanddesign/2015/nov/17/robert-mapplethorpe-the-perfect-moment-25-years-later Consultada el 19 de junio de 2016

[24] Moore Kevin,  Whipping up a storm: how Robert Mapplethorpe shocked America. Disponible en https://www.theguardian.com/artanddesign/2015/nov/17/robert-mapplethorpe-the-perfect-moment-25-years-later Consultada el 19 de junio de 2016

[25] Picard Liza, Education in Victorian Britain. Disponible en http://www.bl.uk/victorian-britain/articles/education-in-victorian-britain Consultada el 19 de junio de 2016

[26] Eric Digests, Prevención de la violencia en las escuelas (School Violence Preventio). ERIC Digest. Disponible en http://www.ericdigests.org/2003-3/prevencion.htm Consultada el 19 de junio de 2016

[27a] Nájar Alberto, Enrique Metinides, el fotógrafo de las tragedias de México. Disponible en http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/03/160224_mexico_enrique_metinides_fotografo_desastres_cultura_an Consultada el 19 de junio de 2016

[27b] Eliot T. S., Tradition and the Individual Talent.Disponible en http://www.bartleby.com/200/sw4.html Consultada el 6 de junio de 2016

[27c]19 Barthes Roland citado por Sanders Julie, Adaptation and Appropriation. (Kindle Ed.), Edit. Routledge, Londres, 2006, Pos. 93

[27d]20 Zavala Lauro, Elementos para el análisis de la intertextualidad. Disponible en https://www.academia.edu/1331310/Elementos_para_el_an%C3%A1lisis_de_la_intertextualidad Consultada el 6 de junio de 2016

[27e]24 Zavala Lauro, Elementos para el análisis de la intertextualidad. Op. Cit.

[28] O’Neill Denis, What is culture? Disponible en http://anthro.palomar.edu/culture/culture_1.htm Consultada el 18 de junio de 2016

[29] Colorado Nates Óscar, August Sander y el espíritu del tiempo. Disponible en https://oscarenfotos.com/2013/03/30/august-sander-y-el-espiritu-del-tiempo/ Consultada el 19 de junio de 2016

[30] Estudio del psicoanálisis y psicología, Viktor Frankl: La libertad interior. Disponible en http://psicopsi.com/La-libertad-interior Consultada el 19 de junio de 2016

[31] Hofstede Gert Jan, Pederson Paul B., Hosftede Geert, Expliring Culture. Excercises, Stories and Synthethic Cultures. (Kindle Ed.) Edit. Intercultural Press, London, 2002, Loc. 813

[32] Hofstede, Hofstede: Culturas y Organizaciones – El Software mental. Disponible en https://seryactuar.files.wordpress.com/2015/08/3-culturas-y-organizaciones-hofstede.pdf Consultada el 18 de junio de 2016

[33] Simploké, Espíritu de la época. Disponible en http://symploke.trujaman.org/index.php?title=Esp%EDritu_de_la_%E9poca Consultada el 19 de junio de 2016


Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace el aviso legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio. Los íconos utilizados en este sitio son cortesía de www.flaticon.com y las imagenes vectoriales cortesía de www.freepik.es.

Fair Use Notice:  150px-Fair_use_logo.svgThe presentation in this blog of photographs, movies, recordings or written material is used for purposes of criticism, comment, news reporting, teaching and/or research, and as such, it qualifies as fair use  as forseen at 17 U.S. Code § 107 and it is not an infringement of copyright. For more information, please check the following link with our Legal Notice regarding copyright.

19 comentarios en “Fotografía, cultura e interpretación”

  1. Muy bien este estudio sobre el impacto cultural en la fotografía. A mi me gusta tener mente abierta y recibir la fotografía como una fuente de información, de arte y belleza. Es interesante como con el tiempo uno va siguiendo la senda de cada fotógrafo, cada uno a su manera nos transmite su vivencia, y son los llamados a congelar en el tiempo cada momento irrepetible. Unos se centrarán en las personas, otros en la colectividad, en el paisaje, y nosotros, los observadores, los receptores de toda esa mágica experiencia. Saludos! Oscar, y gracias desde Costa Rica.

    1. Hola Alex, me da mucho gusto tener noticias tuyas. Lo maravilloso de la fotografía es su capacidad de disfrute: No importa si se tiene la cámara en la mano o si se disfruta de la obra de uno de los grande maestros, como bien dices, somos los receptores de una experiencia única. Es, concuerdo contigo, una experiencia mágica. ¡Muchas gracias por seguir visitando este espacio! Te mando muchos saludos desde México hasta Costa Rica. ¡Un abrazo!

  2. Excelente artículo y colección se imágenes. Recomendado, como siempre, para mis alumnos de Historia de la Fotografía. Otro saludo desde Costa Rica

  3. Gracias por el espacio. Intento obtener un fondo para sensibilizar por medio de una muestra fotográfica el problema de la basura en los barrios de mi región. No soy fotógrafa. Sólo surgió la idea. Un gran aporte tu página. gracias!

    1. Gracias Edda por visitar este espacio. Creo que vale mucho la pena que trabajes en aquello que llama tu atención como un problema social y usar la fotografía como un vehículo. Este artículo puede darte una idea de lo poderosa que puede ser la fotografía, aún si no eres fotógrafa:
      https://oscarenfotos.com/2013/01/20/fotodocumentalismo-social-jacob-riis-y-lewis-hine-paladines-del-reformismo/
      ¡Gracias por escribir el comentario!

  4. Hola Oscar, me encantan tus artículos me das la posibilidad de ampliar mi cultura fotográfica, escribes de una forma muy clara y es un verdadero placer poder leerte!
    Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s