Fotografía Intimista: El documento personal

El círculo de examen documental de la humanidad se fue cerrando hasta llegar a los espacios más cercanos: la Fotografía Intimista, el registro del círculo próximo de amigos y la propia familia.

Por Óscar Colorado Nates*

Con la exposición The Family of Man la sociedad se había auto-examinado en un nivel macro y había puesto énfasis, como era obligado en la Fotografía Humanista, solamente los aspectos positivos de las personas y sus relaciones con los demás. Por otra parte,el nuevo Paisaje Social desenmascaró aquellas facetas que la sociedad misma prefería evadir. El círculo de examen documental de la humanidad se iba cerrando hasta llegar a los espacios más cercanos: la Fotografía Intimista, el registro del círculo cercano de amigos y la propia familia.

© Larry Sultan
Foto © Larry Sultan

A partir de la década de 1970 ocurrieron dos fenómenos importantes para la fotografía en general y el documentalismo social en particular. Primero, con el posmodernismo las divisiones de géneros fotográficos en fotoperiodismo, foto-documentalismo o fotografía artística comenzaron a diluirse  al punto de no poder distinguir claramente en algunos casos cuándo empezaba la obra de arte desde el punto de vista conceptual y dónde terminaba el aspecto registral. El segundo aspecto fue la corriente de fotógrafos que capturó su círculo más íntimo.

Artistas como Larry Clark, Nan Goldin, Larry Sultan o Richard Billingham  (por citar solamente algunos) escarbarían en su círculo más cercano de amigos y familia para mostrar un aspecto del ser humano que no había sido develado antes por medio de la fotografía.

© Nan Goldin
Foto © Nan Goldin

Siguiendo el talante establecido por Arbus y Winogrand , la mirada que de los fotógrafos  intimistas se enfocó en los aspectos menos halagadores de su espacio personal: Billingham registró a su familia obrera, disfuncional y con un padre alcohólico; Goldin a sus amigos travestís. Pero aún más subversivo, y aterrorizante para el mainstream fueron los retratos que hicieron Sultan y Clark de la vida en los suburbios. Esos espacios aparentemente asépticos revelaron que debajo de la alfombra se escondían complejas relaciones familiares en lo íntimo y abuso de drogas, armas y sexo entre los jóvenes de clase media comunes y corrientes.

A la par de esta mirada poco pudorosa del círculo más cercano, la Fotografía Intimista se volvió cada vez más definida hacia una elección estética. Tanto Goldin como Billingham apostarían por un tratamiento a lo point & shoot  como en Stephen Shore, Joel Meyerowitz y la estrella del cromatismo, William Eggleston. Larry Clark aplicaría un tratamiento iconográfico en la línea  Robert Frank, William Klein Garry Winogrand. Larry Sultan crearía toda una estética de los suburbios con esa potente luz californiana y colores exaltados. Todas estas elecciones icónicas hablan también claramente de una voluntad (por no llamarle intención) autoral que le da cada vez más la espalda al registro/documento y se abre más al terreno del arte.

Tulsa 1971 Larry Clark
Foto © Larry Clark

David Campany explica: “El periodismo gráfico empezó a romper su relación con el arte en el momento en el que también la rompió con el periodismo. La fotografía callejera había generado algunas piezas magníficas en los años cincuenta (en muchos aspectos no podían haber sido mejores teniendo en cuenta los estrictos parámetros que se había impuesto así misma). Las consecuencias negativas de convertirse en un género artístico independiente, consciente de su identidad, fueron, en primer lugar, una pérdida del formalismo y, en segundo lugar, un distanciamiento del compromiso social que la llevó a «un modo de ver las cosas» demasiado privado y obsesivo. Siguiendo sus pretensiones, cayó en la repetición de sus glorias pasadas y en una tendencia al exotismo, con actitudes algo arquetípicas en cuanto a los temas. La mayoría de los artistas y escritores comprometidos políticamente sufrieron una gran decepción cuando vieron que el potencial creativo y vital de la fotografía de lo cotidiano se había desperdiciado, marginado o simplemente se había vendido a la estética pura.”[i]

© Richard Billingham
Foto © Richard Billingham

La Fotografía Intimista es un punto de inflexión crucial, un verdadero puente, para comprender los dos extremos fotográficos planteados por John Szwarkovski y sus ideas sobre las posibilidades de la fotografía como ventana y espejo: por un lado las intenciones puramente documento-registrales como en las Missions Héliographiques[ii],  y por el otro una dimensión autoral característica de la fotografía artística posmoderna.

En este contexto “La fotografía íntima es también una reconstitución de los subtextos de nuestras fotografías familiares. Todos podemos encontrar signos de las corrientes subterráneas de relaciones familiares específicas en nuestras fotografías privadas. ¿Quién aparece junto a quién en un retrato grupal? ¿Quién está ausente? ¿Quién está tomando la fotografía… La fotografía íntima es un ejercicio en patología, una edición y secuencia de momentos […] que revelan el origen y la manifestación de las vidas emocionales de los sujetos.”[iii]

A continuación revisaremos de manera más específica a cuatro fotógrafos de la Fotografía Intimista.

a) Larry Clark

Parecían jóvenes ordinarios de los pacíficos suburbios estadounidenses, que se reunían con sus amigos en Tulsa (Oklahoma). Pero las fotografías de Larry Clark demostraron que tras las puertas prefabricadas y las simpáticas casitas rodeadas de césped inmaculado se vivía una actividad que ningún padre de familia aprobaría.  Este fotógrafo realizó un trabajo estrictamente autobiográfico durante tres años donde muestra las actividades de su grupo de amigos donde prevalecen las armas, las drogas y el sexo.[iv]

Si Robert Frank requirió de un auto y recorrer decenas de estados en la Unión Americana para mostrar a los estadounidense, Larry Clark pudo hacer un retrato de la vida juvenil en la década de 1970 en los suburbios a unos cuantos pasos de su propia casa.

Con Robert Frank la crítica podía atacar al extranjero que no entendía el American Way of Life y que era un intruso impertinente. Pero con Clark el problema era muy distinto. Este fotógrafo era un insider capturando  una  “combinación auto-destructiva de sexo, armas y drogas en las manos de jóvenes fuera de control.”[v]

“Las fotografías de Tulsa combinan el estilo documental y la secuencia narrativa de los foto-ensayos de la revista Life con sorprendente intimidad e intensidad emotiva… Estas fotografías son una extensión de la vida de Clark.”[vi]

El trabajo de Larry no solamente impactó a la sociedad en general sino a los fotógrafos de una generación entera. La obra de Clark, junto con la de Goldin ha sido de gran influencia en la fotografía contemporánea.[vii]

galeria_point2

b) Nan Goldin

De sus más de 30 años de carrera The Ballad of Sexual Dependency continúa siendo la obra más importante de la estadounidense Nancy (Nan) Goldin,  donde se muestra a sí misma y  a sus amigos (travestidos, adictos a drogas, enfermos de Sida) en escenas cotidianas de su propia vida y de su círculo más cercano en Berlín, París y Nueva York .[viii]

“Los retratos íntimos de las personas cercanas a la estadounidense Goldin han ejercido gran influencia sobre toda una generación de artistas que emplean un enfoque similar, en el estilo de un  diario, en su obra. El estilo típico de la instantánea recuerda las fotografías que se suelen encontrar en los álbumes familiares; pero en vez de concentrarse en celebraciones tradicionales como bodas y vacaciones, Goldin muestra una historia más honrada de lo que puede ser una familia contemporánea. Narrativas de abusos, adicción y peleas se entremezclan con los momentos más difíciles de su extensa «familia».”[ix]

Goldin nació en Maryland en 1943. Su vida salió de control tras el suicidio de su hermana mayor. Nan fue expulsada de la escuela por fumar mariguana y a los 14 años vivía en una comuna de hippies[x]. Junto con su amigo David Armstrong comenzó a explorar las subculturas de Boston y la fotografía.

galeria_point2“En 1978, Goldin se mudó al barrio de Bowery en Manhattan. En esta época, el trabajo de esta fotógrafa se destaca por sus retratos de la vida con excesos, el abuso de drogas, la vida nocturna y la promiscuidad, lo que era el lugar común del círculo de sus amistades. Al respecto, Goldin escribió: «Creo que uno debería crear a partir de lo que conoce y hablar sobre su propia tribu. Sólo puedes hablar con verdadera comprensión y empatía sobre lo que has experimentado.» De esta manera, Nan logró crear un portafolio que documentaba las fiestas, las relaciones de pareja y las golpizas, que retrataban un grupo de amigos como si se tratara de un microscopio de la vida emocional.”[xi]

La cámara fue su salvación:  “…la fotografía salvó mi vida. Cada vez que paso por algo atemorizante, traumático, sobrevivo haciendo fotos.”[xii]

© Nan Goldin
© Nan Goldin

Las influencias en Goldin son variopintas, desde Caravaggio hasta el expresionista Mark Rothko. La fotógrafa recuerda que en las lecciones de fotografía de Henry Hornstein conoció el trabajo de Larry Clark, Diane Arbus, Weegee y August Sander.[xiii]

“Creo que existe una cierta conexión [con Diane Arbus]. Ambas tenemos manifiestaciones inusuales de empatía[xiv], pero manifestada de forma diferente. Ella era un genio de la fotografía y yo no. Mi genio, si es que lo tengo, está en los slideshows[xv], en las narrativas. No es el crear imágenes perfectas. Es el agrupar el trabajo. Son las relaciones que tengo con otras personas.”[xvi]

© Nan Goldin
© Nan Goldin

Estas proyecciones de Goldin son en sí mismas toda una forma de performances. “Realmente son como una película. En cierto sentido la Ballad es el libro de una película. El slideshow es el trabajo original… Hay mucho de manipulación en las películas y en un slideshow. Realmente puedes afectar al observador emocionalmente. Soy la más feliz cuando estoy en un lugar oscuro donde se proyectan las imágenes…”[xvii]

© Nan Goldin
© Nan Goldin

La creación de estas proyecciones es el momento crucial en el que se trasfunden arte y documentación. Mientras que las fotografías son una forma de registro de la vida, intimidad, relaciones y posturas ideológicas de Goldin la forma de organizarlas y proyectarlas es todo un concepto multimedia y en constante mutación muy propio de las formas de arte posmoderno.

“El efecto del trabajo de Nan es acumulativo; edita y reedita constantemente las fotografías de su vasto archivo. De manera individual muchas de sus imágenes son impresionantes, pero juntas se conectan en narrativas, historias que cambian con el paso del tiempo.”[xviii]

En Nan Goldin tenemos por un lado a la documentadora de un paisaje particular, en habitaciones de hoteles casas o cocinas, una registradora de sus amistades íntimas y, por el otro, una manifestación duchampiana de arte conceptual donde el hecho artístico no necesariamente implica una materialización. Las fotografías son una parte de su obra de arte, pero la narrativa misma de sus slide shows la desmarcan del mero papel registral y pasivo.

“[Goldin] establece la norma a partir de la cual la fotografía íntima y sus creadores son juzgados.”[xix]

c) Richard Billingham

© Richard Billingham
© Richard Billingham

Richard Billingham (Reino Unido, 1970) estudió pintura en el Bornville College of Art. Decidió utilizar la fotografía para crear composiciones  para sus pinturas. Las intenciones del joven eran casi tan humildes como el hogar del que proviene.

Las fotografías de Billingham comenzaron a convertirse en un registro de su disfuncional vida familiar. Ray, su padre alcohólico y Liz, madre con sobrepeso y adicta al tabaco fueron los sujetos de una obra que terminaría convirtiéndose en Ray’s Laugh en parte de la exposición Sensation (1996) en la Royal Academy of Art.

La estética de las fotografías de Billingham no solamente aluden al point & shoot, de hecho son auténticas instantáneas.

© Richard Billingham
© Richard Billingham

“Uso la marca más barata de películas y las revelo en los lugares más económicos.  Solamente trato de crear un cierto orden dentro del caos.”[xx]

“Mi padre, Raymond, es un alcohólico. No le gusta salir. Mi madre Elizabeth casi no bebe, pero fuma mucho. Le gustan las mascotas y los objetos decorativos. Se casaron en 1970 y yo nací poco después… Papá era algo así como un mecánico, pero siempre fue un alcohólico. Esto se ha recrudecido. Se emborracha con sidra barata. Bebe mucho por las noches y despierta tarde. Originalmente vivíamos en una casa con terraza pero en la desesperación económica mis padres vendieron la casa. Nos cambiamos a una torre de condominios donde Ray solamente se sienta a beber. Nada le interesa, excepto beber.”[xxi]

Billingham fue construyendo a lo largo de los años todo un corpus de su vida familiar, un paisaje social entre cuatro paredes. Estas fotografías son una paradoja fotográfica. Por un lado la sensibilidad artística de Richard y su conocimiento compositivo crean fotografías sólidas con piel de point & shoot. Su primera razón para crear estas imágenes mantiene un diálogo intertextual con Eugène Atget. Su marco de referencia estéticas se encontraba en la pintura, hasta que leyó Tulsa, el libro de Larry Clark.  “..me asombró el potencial de la fotografía. Vi que mi fotografía podría hacer más de lo que yo había pensado y eso me dio confianza. (…) Antes de ver fotografía contemporánea mis ideas compositivas provenían de la pintura pero tras observar el trabajo de otros fotógrafos comencé a obtener inspiración e ideas visuales de ellos tanto de forma consciente como inconsciente. (…)”[xxii]

A pesar de su aprendizaje de las posibilidades fotográficas prefiere los  trabajos que él mismo que considera más inocentes “aunque sean más difíciles de trabajar para el observador. Sin embargo, en mis últimos trabajos no he querido una estética pulida (aún tengo una actitud snob ante la fotografía). Pienso que los errores técnicos que cometo podrían iniciar mejores ideas para mis pinturas y quiero continuar eso. Muchos de esos «accidentes» fueron consentidos: parecen accidentes pero no lo son.”[xxiii]

Las críticas que ha recibido Billingham son similares a las de Goldin: Se le acusa de utilizar a su círculo cercano con fines escandalosos. Sin embargo Richard responde que “Mi intención no es provocar un shock, ofender o ser sensacionalista, tomar posturas políticas o lo que sea. Solamente me interesa crear trabajos que sean espiritualmente significativos para mí.”[xxiv]

© Richard Billingham
© Richard Billingham

Las fotografías de Billingham son de una polisemia típica del posmodernismo. Se pueden leer como un documental de la pobreza en la clase trabajador inglesa de la década de 1990 pero también se las puede entender como una suerte de reality show. El  “Show de los Billingham” no trata de mostrar la vida de una familia a lo Ozzy Osbourne  sino del  hogar de un alcohólico, su hijo artista y su esposa adicta al trabajo y la comida. En ciertos sentidos la obra de Billingham alude a esa clásica escena de Natural Born Killers (Oliver Stone, 1994) donde el drama familiar se escenifica como una sitcom al estilo de Married… With Children (Michael G. Moye y Ron Leavitt, 1987-1997).  Dentro del tema vida real/versión televisada, Sarah Kent dice sobre Nan Goldi que su verdadero genio “estriba en su don para inyectar imperceptiblemente un sentido dramático de  telenovela barata.”[xxv]

Pero hay una diferencia en el tratamiento de los sujetos entre Billingham y Goldin. Para Nan existe una búsqueda en preservar la vida de su gente y reforzar el sentido de belleza que ella encuentra en sus más allegados. Billingham no es un narrador tan hábil y dedicado y se desinteresa del motivo fotográfico y enfatiza más sus habilidades artísticas. Para Richard no se trata de su familia, sino de meras figuras referenciales para sus pinturas que, incidentalmente, son su familia. Richard no tiene un discurso de defensa a la agenda de género (ni de ningún otro activismo, para el caso) mientras que Goldin sí. [xxvi]

galeria_point2El gran público vio las fotografías de Billingham con el morbo del Voyeur que se asoma por la cerradura de la familia disfuncional: “Pronto me di cuenta de que la gente gustaba de mis fotografías  por razones que nunca tuve. Creo que hay pocos que van más allá del sujeto y se pueden identificar con las intenciones del artista. Simplemente les gusta ver los tatuajes de mi madre y o las manchas en el papel tapiz o la suciedad en el piso.”[xxvii]

Michael Tarantino afirma que el trabajo de “Billingham es a un tiempo íntimo y distanciado, aunque solamente un miembro de la familia podría tener un acceso privilegiado que el artista tiene con sus sujetos.”[xxviii]

La antítesis lejanía/cercanía en la obra de Billingham es una paradoja singular. En muchas de sus imágenes el fotógrafo se encuentra tan cerca de los sujetos que aparecen borrosos por encontrarse más próximos que la distancia mínima de enfoque. Podría ser una metáfora de nuestro propio yo imbuido en complejas relaciones familiares que nos pasan desapercibidas debido a la cercanía extrema. Estar juntos no es necesariamente sinónimo de estar cerca, y esa es una lectura del trabajo de Billingham que puede enriquecer nuestra apreciación por su trabajo.

“Más allá de las aspiraciones políticas o vouyeristas, al fotografiar a su familia, Billingham se descubre a sí mismo.”[xxix]

d) Larry Sultan

Los trabajos fotográficos más importantes de Larry Sultan (Nueva York, 1946) son exploraciones y cuestionamientos al papel documental de la fotografía y las subjetividades propias del registro de las emociones en la dinámica familiar.

Sultan estudió ciencias políticas en la Universidad de California y posteriormente fotografía en el San Francisco Art Institute.

Evidences © Larry Sultan & Mike Mandel
Evidence © Larry Sultan & Mike Mandel

Junto con Mike Mandel creó el proyecto Evidence donde los dos artistas lograron acceder a numerosas fuentes de imágenes documentales, reunieron fotografías y las re-contextualizaron. [xxx] Ellos no hicieron las imágenes; la idea era crear una obra de arte con el conjunto de estampas.

“¿Es necesario tener que crear las fotografías para hacer un trabajo fotográfico? Para Larry Sultan y Mike Mandel parece estar claro que no. Con este trabajo [Evidence] publicado en el año 1977 y que revolucionó el concepto de la idea de lo fotográfico, pasaron a la historia de la fotografía. Ambos fueron escogiendo una selección de millones de imágenes pertenecientes a diferentes organismos públicos de Estados Unidos y generando una nueva secuencia inquietante e impactante, otorgándole un sentido completamente distinto al que los autores originales de estas fotografías le dieron. Fotografías en sus inicios cercana a la fotografía científica y con el solo objetivo de documentar un caso policial o una investigación.”[xxxi]

galeria_point2

Estas escenas de incendios reales, experimentos científicos o escenas de crímenes presentaron discursos totalmente distintos a partir de una nueva secuencia narrativa. Mandel y Sultan demostraron que las posibilidades narrativas de las imágenes son interminables. [xxxii]

Pictures from home

© Larry Sultan
© Larry Sultan

A partir de 1980 el trabajo de Larry Sultan cambió, orientándose a la vida en los suburbios, armando imágenes creadas de las escenas doméstica y las complejas relaciones interpersonales. [xxxiii] Así nació su proyecto Pictures from Home. Inicialmente la idea fue mostrar cómo las grandes corporaciones se desembarazan de sus empleados cuando Irving, el padre el fotógrafo, fue forzado a retirarse de su trabajo ejecutivo en la Schick Safety Razor Co.  Pero conforme realizaba este proyecto, Sultan revisó el álbum familiar y las películas caseras de 8mm. Decidió crear una nueva versión de estas fotografías íntimas pero agregando su propia mirada a las intrincadas relaciones con su familia.

Aunque a primera vista el proyecto de Larry Sultan puede leerse en paralelo con la obra de Billingham hay diferencias importantes pues el inglés se mantiene al margen sin obstruir la escena y dejando que la vida se desarrolle frente a su cámara. En cambio Sultan, quien comparte como sujeto fotográfico a sus padres dirige la escena, solicita poses y actitudes específicas, escenifica estampas de la vida diaria donde sus progenitores leen, conversan, discuten…[xxxiv]  Billingham registra la vida de un hogar obrero y Sultan a una familia  pudiente. El padre inglés es un alcohólico sin oficio ni beneficio, el estadounidense un vicepresidente corporativo jubilado. Richard se decanta por una apariencia a lo point & shot mientras Larry trabaja en formato medio con un gran cuidado de la luz, la composición y todos los elementos icónicos.

© Larry Sultan
© Larry Sultan

Larry Sultan logra definir una estética propia de los suburbios estadounidenses a fines del siglo XX. Los atributos formales en la fotografía de Sultan influirían en la cinefotografía de películas como A serious man (Ethan Coen y Joel Coen 2009), Punch-Drunk Love (Paul Thomas Anderson, 2002) o The Savages (Tamara Jenkins, 2007) por citar solamente algunas.

Sin embargo, detrás de la iluminación precisa, los colores vibrantes y las cuidadas escenificaciones, las imágenes de Pictures from Home  son  difíciles porque “Nuestra lectura de fotografías familiares es la más sofisticada de todas, ya que nuestras relaciones de familia son las más complicadas, críticas y contradictorias.”[xxxv]

De todos los fotógrafos intimistas, Sultan es quien mayor énfasis pone en la ambivalencia documental/autoral. Sus fotografías son auténticos tableaux vivants. Son el registro no de la vida familiar en el hogar de Sultan sino de la vida familiar en la mente de este fotógrafo.  En el corazón de estas fotografías se encuentra un Träumerei:[xxxvi] “Me interesa medir cómo es vivida una vida y cómo es soñada.”[xxxvii]

galeria_point2Con su fotografía el hogar se convierte en escenografía y sus padres en protagonistas de un drama de color exaltado que ofrece una poetizada meta-realidad particular. Las palabras de Irving Sultan, padre del artista son muy esclarecedoras: “Cuando muestres esa fotografía (…) dile a la agente que yo no soy el que está sentado ahí en la cama viendo a la nada, todo vestido y sin  dónde ir, deprimido. Ese eres sentado en la cama, y yo te ayudo felizmente con tu proyecto, pero pongamos las cosas bien claras aquí.”[xxxviii] Sultan refiere que lo más complejo de este proyecto fue lograr las expresiones que necesitaba de su padre, no las que el ejecutivo seguro de sí mismo había ensayado toda su vida[xxxix]. Realmente deseaba mostrar la parte vulnerable de Irving Sultan.[xl]

Pictures from Home fueron parte de la exposición Pleasures and Terrors of Domestic Comfort en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (1991). [xli]

Aunque no lo parezca a primera vista, y ahí se encuentra una parte importante de la riqueza en el trabajo de Larry Sultan, Pictures from Home es un proyecto muy parecido a Evidence. Las intenciones son las mismas: llevar al límite e incluso extender cualquier noción previa de la práctica documental. [xlii] En “Su trabajo se asoma intencionalmente a las ambigüedades entre el hecho y la ficción, planteando preguntas sobre si una historia construida podría plantear realmente una verdad mayor.”[xliii]

Uno de los aportes más importantes de Sultan es el hurgar en las posibilidades y limitaciones de la narrativa y el papel registral/documental de la fotografía.

Larry Sultan murió víctima de cáncer en 2009.

Conclusiones a la fotografía intimista

© Larry Sultan
© Larry Sultan

Si la Fotografía Humanista era extrovertida, en la intimista nos enfrentamos a un introversión, el círculo familiar y de amistades vistos, juzgados y registrados a partir del yo. Riis, Hine y los fotógrafos de la FSA plasmaban el “ellos”, la fotografía humanista el “nosotros”, el nuevo paisaje social a “esos” y la fotografía intimista a “estos”. El círculo se ha ido cerrando paulatinamente.

Larry Clark mostró a toda una América en un barrio, Sultan a toda la nación en su aspecto suburbano en los confines de una casa o Goldin a un sector alienado de la sociedad en una habitación de hotel, queda aún la posibilidad del retrato social plasmado en el individuo.

galeria_point2

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra de Fotoperiodismo y Fotoperiodismo Avanzado en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.


[i] Campany David, Arte y fotografía, Edit. Phaidon, Londres, 2003, Pág. 28   220 pp.

[ii] En 1851 la Comisión de Monumentos Históricos del gobierno galo reclutó a un grupo de fotógrafos para registrar el patrimonio arquitectónico de Francia.  Resulta peculiar que algunos los fotógrafos que participaron en estas  “Misiones Heliográficas” (Missions Héliographiques) de carácter puramente registral fueron algunos de los primeros en hacer fotografía artística como Gustave Le Gray (famoso por sus composiciones pictorialistas) o Hippolyte Bayard (creador de la primera fotografía construida). A estos fotógrafos se sumaron Édouard Baldus, Henri Le Secq y Auguste Mestral, todos miembros de la Société Héliographic. Con un itinerario establecido, cada uno cubrió una ruta específica que abarcaba las iglesias medievales de Lyon, el castillo de Loire, las fortificaciones en Carcassone, las grandiosas catedrales góticas de Troyes o Laon y pueblos como Rouen, Bayeux o Caen. Una vez cumplida la misión en agosto de 1851 la Comisión felicitó a los fotógrafos, recibió casi 260 fotografías y las encerró en un cajón.

[iii] (Traducida) Cotton Charlotte, The Photograph as Contemporary Art, Edit. Thames & Hudson, Nueva York, 2009, Pág. 138  284 pp.

[iv] Cotton Charlotte, Op. Cit., Pág. 144  284 pp.

[v] Cotton Charlotte, Op. Cit., Nueva York, 2009, Pág. 144  284 pp.

[vi] Larry Clark. Disponible en   http://museum.icp.org/museum/exhibitions/larry_clark/tulsa.html Consultada el 31 de diciembre de 2012

[vii] Cotton Charlotte,  Op. Cit., Pág. 143  284 pp.

[viii] Ibídem

[ix] Bright Susan. Fotografìa hoy. Edit. Nerea, San Sebastián, 2005, Pág. 173   224 pp.

[x] Garrat Sheryl. The Dark Room. Disponible en http://www.guardian.co.uk/theobserver/2002/jan/06/features.magazine27 Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xi] Saucedo Einar. Nan Goldin, la fotógrafa intimista. Disponible en http://suite101.net/article/la-mirada-intimista-de-nan-goldin-a1231#axzz2GemVoQxf Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xii] Mazur Adam, Skirgajllo-Krajewska Paulina. If I want to take a picture, I take it no matter what. Disponible en http://fototapeta.art.pl/2003/ngie.php Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xiii] Westfall Stephen. Nan Goldin. Disponible en http://bombsite.com/issues/37/articles/1476 Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xiv] Goldin se refiere a su peculiar empatía con los drag Queens y las simpatías de Diane Arbus con los freaks.

[xv] El slideshow fue un recurso hábilmente usado por Jacob Riis, como podemos recordar.

[xvi] Mazur Adam, Skirgajllo-Krajewska Paulina. Op. Cit.

[xvii] Westfall Stephen. Op. Cit.

[xviii] Garrat Sheryl. Op. Cit.

[xix] Cotton Charlotte, Op. Cit. Pág. 138  284 pp.

[xx] Designboom. Richard Billingham. Disponible en http://www.designboom.com/eng/funclub/billingham.html Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xxi] Ibídem

[xxii] (Traducida). MacDonald Gordon. Richard Billingham interviewd by Gordon MacDonald in 2007. Disponible en http://gordonmacdonald.org/2012/05/04/richard-billingham-interviewed-by-gordon-macdonald-in-2007/ Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xxiii] Ibídem

[xxiv] Designboom. Op. Cit. 

[xxv] Reinterpreting unconventional family photographs: returning to Richard Billingham’s “Ray’s a Laugh” series. Disponible en http://www.thefreelibrary.com/Reinterpreting+unconventional+family+photographs%3A+returning+to…-a0165167343 Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xxvi] Ibídem

[xxvii] Ídem

[xxviii]  Ídem

[xxix]  Ídem

[xxx] Shea Daniel. Mike Mandel and Larry Sultan: Evidence. Disponible en http://www.ahornmagazine.com/issue_3/review7_shea_mandelsultan/review_shea_evidence2.html Consultada el 1º de enero de 2013

[xxxi] Castaneira Sergio. Larry Sultan y Mike Mandel: Evidence. Disponible en http://elpatiodeldiablo.blogspot.mx/2011/06/larry-sultan-and-mike-mandel-evidence.html Consultada el 1º de enero de 2013

[xxxii] (Traducida ) Gefter Philip. Larry Sultan’s California Dreams. Disponible en http://www.thedailybeast.com/articles/2009/12/17/larry-sultans-california-dreams.html Consultada el 1º de enero de 2013

[xxxiii] Campany David, Op. Cit. , Pág. 214   220 pp.

[xxxiv] Collins Michael. Larry Sultan: The king of colour photography. Disponible en http://www.independent.co.uk/arts-entertainment/art/features/larry-sultan-the-king-of-colour-photography-2043204.html Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xxxv] Collins Michael. Larry Sultan: The king of colour photography. Disponible en http://www.independent.co.uk/arts-entertainment/art/features/larry-sultan-the-king-of-colour-photography-2043204.html Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xxxvi] Träumerei significa “ensoñación” en alemán

[xxxvii] Liu Catherine. Larry Sultan. Disponible en http://bombsite.com/issues/31/articles/1296 Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xxxviii] Kennedy Randy. Larry Sultan, California Photographer, Dies at 63. http://www.nytimes.com/2009/12/14/arts/14sultan.html?_r=0 Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xxxix] Aquí encontramos un paralelismo adicional entre Sultan y Billingham pues ambos fotógrafos eligen mostrar a sus padres en papeles vulnerables.

[xl]  Looking Back On Larry Sultan’s ‘Pictures from Home’. Disponible en http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=121605471 Consultada el 1º de enero de 2013

[xli] Collins Michael. Larry Sultan Obituary: US photographer who assembled Evidence, a landmark exhibition of conceptual art. Disponible en http://www.guardian.co.uk/artanddesign/2009/dec/17/larry-sultan-obituary Consultada el 31 de diciembre de 2012

[xlii] (Traducida ) Gefter Philip. Larry Sultan’s California Dreams. Disponible en http://www.thedailybeast.com/articles/2009/12/17/larry-sultans-california-dreams.html Consultada el 1º de enero de 2013

[xliii] Ibídem

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin intención de lucro y con fines de crítica y/o investigación científica, literaria y/o artística bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor.Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

6 comentarios en “Fotografía Intimista: El documento personal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s