Fotografía y III Reich

La fotografía fue una herramienta poderosa en una de las etapas más infames de la humanidad. 

Nota importante: Algunos lectores pueden encontrar ofensiva la materia de este artículo. Sin embargo, en la memoria de la humanidad es fundamental entender el uso manipulador de la imagen por parte del régimen nazi como un capítulo espantoso en la historia universal. Esto no ha de ser olvidado para evitar que se repita una infamia similar. Parte de este contenido había sido previamente publicado en el informe sobre Fotografía Subjetiva.


Por Óscar Colorado Nates*

La imagen ha sido utilizada a lo largo de los años con propósitos de manipulación, propaganda y culto a la personalidad. Cuando Roger Fenton hizo sus famosas fotos de Crimea, no solamente constituyeron los primeros registros bélicos, también lo fueron de la propaganda porque en sus fotos no se mostraba la cara espantosa de la guerra, sino una versión idealizada donde se retrataba a generales y oficiales inmaculadamente vestidos, ignorando a las tropas miserables y destrozadas.

Otro uso propagandístico de la imagen fue impulsado por Roy Stryker, director de la Farm Security Administration, quien contrató a fotógrafos como Walker Evans, Arthur Rothstein, Gordon Parks o Dorothea Lange con una lista de imágenes de campesinos empobrecidos para apoyar la reelección de Franklin Roosevelt y promover su New Deal.

De este proyecto surgió la famosísima fotografía “La madre migrante” de Dorothea Lange.”

dorothea_lange_la_madre_migrante
“La madre migrante” de Dorothea Lange. 1936

A lo largo del siglo XX el uso de la fotografía para la manipulación incluyó a otros regímenes como los de Stalin, Idi Amín, Ferdinand Marcos, Mao Zedong o Muamar Gadafi, por mencionar solamente algunos. Pero, de todos ellos, el uso más infame de la imagen fue el caso del III Reich.

De las vanguardias al III Reich

En la República de Weimar, el sistema político establecido en Alemania de 1918 a 1933 tras la derrota en la Primera Guerra Mundial, la fotografía tuvo un auge importante. En Alemania florecieron vanguardias como la Nueva Objetividad (Neue Sachlichkeit) o ecos de movimientos como el surrealismo, el dadaísmo. En Alemania surge una de las escuelas de diseño más importantes de la historia: La Bauhaus y su destacado profesor de fotografía, László Moholy-Nagy.

arthur_moeller_van_den_bruck
Arthur Moeller van den Bruck, gran modelador de la idea del III Reich

En 1923 Arthur Moeller van den Bruck publica su libro Das Dritte Reich que fue adoptado por los miembros del  Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (NSDAP), o Partido nazi. Se consideraba que el primer Reich había sido el Sacro Imperio Romano Germánico, el segundo el Imperio Aleman de 1871 y el tercero el movimiento encabezado por Adolf Hitler, quien se auto-proclamó líder (Führer) y canciller imperial (Reichskanzler) transformando a la República de Weimar en el III Reich, régimen de partido único, autocrático y totalitario basado en la ideología nazi.

Entonces, la fotografía se convirtió en una gran herramienta de manipulación al servicio de los intereses del régimen nazi.

Leni Riefestahl, cineasta predilecta de Hitler

La fotografía alemana dio un giro inesperado cuando el Canciller descubrió el enorme potencial como vehículo de poder y propaganda que permitía la imagen. Hitler quedó impresionado con la primera película de la actriz, productora, fotógrafa y directora de cine Leni Riefenstahl titulada Das blaue Licht (La luz azul) de 1932. El mismísimo Führer hizo de Leni la modeladora de la imagen del régimen nazi.

Helene «Leni» Bertha Amelie Riefenstahl nació en Berlín en 1902 y sus películas son los ejemplos más notables de cine de propaganda y que en el terreno técnico fueron enormemente innovadoras, como el uso de rieles (dolly) para los movimientos suaves de cámara.

Hitler impulsó a Leni Riefenstahl, quien dirigió la obra cumbre del cine nacional-socialista: Triumph des Willens (El triunfo de la voluntad, 1935). Esta película es una de las principales responsables del imaginario Nazi.

Reifesthal dirigió, con motivo de los juegos olímpicos de 1936 en Berlín, la obra cumbre de la exaltación aria: Olympia. Su estética fue enormemente poderosa.

Riefenstahl, a pesar de su juventud, fue una cineasta de altos vuelos. Sin embargo, su afiliación Nazi le persiguió toda la vida. Martínez-Salanova abunda que “Leni Riefenstahl fue una de las mejores cienastas del siglo XX. Aunque su vinculación al régimen nazi hicieron de Leni un personaje controvertido, admirado y odiado. […]
Purgada y condenada tras la guerra, Leni aún viviría hasta los 101 años en los que todavía tuvo que oír opiniones en su contra recordando su controvertido papel en la propaganda nazi.”[1]

Leni Riefensthal siempre negó toda relación con el holocausto y aunque ganó más de 50 juicios en su contra, su imagen siempre se vio ensombrecida por su relación con el nazismo. La cineasta murió a los 101 años en Pocking, Alemania. [2]

Heinrich Hoffman, el fotógrafo oficial 

henrich_hoffmann_1
Heirich Hoffman, fotógrafo oficial de Hitler.

Pero el cine no era la única faceta propagandística de la imagen que interesaba a Hitler. Heinrich Hoffman se convirtió en el fotógrafo oficial del Führer.

A pesar de que el Hoffman era un incondicional y tenía acceso irrestricto al líder supremo del III Reich, le estaba terminantemente prohibido realizar fotografías sin el consentimiento de Hitler, quien controlaba férreamente su propia imagen.

Las fotografías de Heinrich Hoffman tenían la misión de mostrar la mejor cara de Hitler, su popularidad con los jóvenes y el poder absoluto que ejercía en el III Reich.

Los colores de Hugo Jaeger

Otro de los fotógrafos de propaganda oficial nazi fue Hugo Jaeger. Sus imágenes resultaron tanto más escalofriantes porque, a diferencia de sus colegas, trabajaba a color.

Cuando se miran las fotografías de Jaeger, es imposible no sentirse sobrecogidos al comprender que el fanatismo del nacional socialismo fue absolutamente real y no un hecho aislado: millones seguían a Hitler en aquella sinrazón.

Goebbels vs. el arte “degenerado”

Mientras Reifestahl, Hoffman y Jaeger proclamaban visualmente las glorias del III Reich, Hitler instituía, en 1933, el Reichsministerium für Volksaufklärung und Propaganda (Ministerio de Propaganda) con Joseph Goebbels al frente.

hitler-goebbels-cincodays-com
Adolf Hitler y Joseph Goebbels

Los objetivos de esta oficina del gabinete Nazi era establecer en el imaginario público como enemigos a judíos, gitanos, homosexuales y bolcheviques, así como cualquier tendencia cultural que el partido nacional socialista etiquetara de “arte degenerado” (Entartete Kunst).

nazi_burn_art_4
El régimen Nazi llegó al extremo de armar una exposición para mostrar el arte que se consideraba degenerado, mofarse de él y atacarlo. La exhibición, puede verse, tuvo gran éxito.

Llegó a existir una lista oficial de movimientos artísticos condenados entre los que se encontraban incluidos, explícitamente: Cubismo, dadaísmo, expresionismo, fauvismo, impresionismo, surrealismo y, desde luego, la Nueva Objetividad y la Bauhaus. Todas estas corrientes y escuelas fueron etiquetadas, oficialmente, dentro del arte considerado como degenerado.

Book Burning

5

A manera de conclusión

La fotografía durante el III Reich sirvió como un vehículo de propaganda para difundir los mensajes distorsionados del nacional socialismo. Fue un medio perfecto para impulsar el culto a la personalidad de Hitler y un medio para denostar y calumniar a los judíos, representándolos, dolosamente, como un pueblo detestable.

La imagen es un vehículo de comunicación y transmisión de emociones de un gran poder, pero siempre han de recordarse los límites de la representación visual. La fotografía no es objetiva, ni muchas veces reflejo de la verdad. Pero sí puede ser manipuladora, y bajo la aparente objetividad y supuesta transparencia del medio, utilizada para mentir descaradamente.

Es fundamental poner atención siempre al uso que los políticos dan a la imagen, para poder detectar a tiempo en qué medida se aplica como método de indoctrinación, para promover el culto a una persona o como una herramienta ideológica.


oscar_colorado_nates_2018* Por Óscar Colorado Nates,
(Ciudad de México, 1969)

Académico, crítico, analista y promotor de la fotografía.

Realizó sus estudios doctorales en Ciencias de la Documentación por la Universidad Complutense de Madrid y de master en Narrativa y Producción Digital en la Universidad Panamericana (Cd. de México) donde es Investigador de Tiempo Completo y Profesor Titular de la Cátedra de Fotografía Avanzada así como Docente de Posgrado en Narrativa y Nuevas Tecnologías

Autor de libros como Fotografía 3.0; El Mejor Fotógrafo del Mundo; Instagram, el ojo del mundo; Fotografía de Documentalismo Social; Fotografía Artística Contemporánea; El Mejor Fotógrafo del Mundo Pensamientos Decisivos: 650 reflexiones fotográficas. Editor del blog de fotografía Mirada Universal en el diario El Universal (Cd. de México). Director y conductor del programa de radio Imagen Líquida.   Co-creador de Cam-Man, el primer cómic mexicano sobre historia de la fotografía. Conferenciante internacional en foros académicos y de divulgación sobre la fotografía. 

Miembro del Seminario de Imagen y Cultura, la Asociación Mexicana de Estudios de Estética, el Seminario Permanente de Análisis y Crítica Cinematográfica (SEPANCINE) o de The Photographic Historical Society (Rochester, NY), entre otras.


Las opiniones vertidas en los artículos y producciones audio-visuales son personales.
© 2011-2018 by Óscar Colorado Nates. Todos los Derechos Reservados. Esta publicación se realiza sin fines de lucro y con fines de investigación, enseñanza y/o crítica académica, artística y/o científica. 


150px-Fair_use_logo.svgThe presentation in this blog of photographs, movies, recordings or written material is used for purposes of criticism, comment, news reporting, teaching and/or research, and as such, it qualifies as fair use  as forseen at 17 U.S. Code § 107 and it is not an infringement of copyright.

For more information, please check the following link with our Legal Notice regarding copyright.


Notas

[1] Enrique Martínez-Salanova Sánchez. “Leni Riefenstahl. Actriz, directora, exploradora.” S.f. consultada el 8 diciembre de 2018. http://educomunicacion.es/cineyeducacion/figurasriefensthalt.htm

[2] Holocaust Encyclopaedia. “Leni Reifenstahl”. S.f. consultada el 8 de diciembre de 2018. https://encyclopedia.ushmm.org/content/en/article/leni-riefenstahl

12 comentarios en “Fotografía y III Reich”

  1. “El triunfo de la voluntad”, tan actual y vigente!!! Como pasaron tantos años de lucha por el poder y finalmente vino el triunfo. El triunfo de la voluntad. La gente adorando al líder. La gente demostrando su amor y cariño al líder. La entrega total al líder totalitario, Todos queriendo ver al líder, acercarse, que nos mire, tocarlo por Dios!, La madre atravesándose en la calle con su pequeño niños para que vea al líder supremo. Los símbolos en las calles, los pendones. El líder carismático mostrando una sonrisa benévola cuando ve a su pueblo, a su masa. Muy vigente Oscar. Muy actual. Gracias por compartir.

  2. Un tema muy oportuno en estos tiempos.
    En una vuelta de tuerca mas de nuestros tiempos, se suman las nuevas tecnologías y redes sociales.
    A través de memes y -fake news- representados por fotografías y videos llamativos e ingeniosos, que casi siempre tienen una intencionalidad.
    Deberíamos dar mas importancia a la historia, justo ahora, con las nuevas generaciones, a la que la segunda guerra mundial, que no sufrieron ni directa ni indirectamente,, les pilla muy lejos.
    Gracias por tu artículo.

  3. Cuando en Cuba, en las clases de historia, se hablaba del Nazismo se decía que era un movimiento que tuvo su origen en la derecha más reaccionaria vinculándolo así con el capitalismo, sin embargo la historia ha demostrado que, por el contrario, el Nazismo es un movimiento originariamente de izquierda; una izquierda en su máxima expresión. Esencialmente no hay mucha diferencia entre Stalin o Fidel Castro y Hitler. Las prohibiciones, las condenas a ciertas culturas, creencias religiosas, el establecimiento de una ideología oficial, el culto a la personalidad son elementos comunes de estos personajes y, por supuesto, la manipulación de la imagen es un vehículo muy poderoso para exaltar la demagogia de estos “grandes” líderes cuya mezquindad ha sufrido la humanidad. Pero todavía no estamos a salvo de líderes como estos; en el mundo se vislumbran peligrosos asomos de estas nefastas tendencias.

    Otra vez muy buen trabajo Óscar. Es un deleite venir a este sitio.

    Un abrazo!!

    1. Querido Ernesto, qué interesante lo que comentas y, efectivamente, siempre hay que estar atentos a estos “grandes” como tú bien indicas porque detrás puede haber una agenda muy contraria sus discursos. Te mando un abrazo muy agradecido por siempre estar atento a estos artículos.

    2. No, while Stalin was as bad as Hitler, Hitler opposed the Communist movement in Germany—let’s be accurate about that; the radical right and the radical left are as bad as each other, but ideologically, the left is the only side which has consistently opposed totalitarianism. One has only to look at Trump and the Republicans.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s