Archivo de la etiqueta: fantasía

Fotografía y apariencia

FOTO_APARIENCIA

La creación de una pieza visual me llevó a cuestionar los elementos determinantes acerca de qué constituye, y qué no, una fotografía.

Seguir leyendo Fotografía y apariencia

Fotografía artística contemporánea: imagen e imaginación

Aunque la fotografía parece relacionarse con lo real, en verdad tiene que ver con lo imaginario.

Por Óscar Colorado Nates*

Ya hemos discutido antes sobre la relación entre arte y fotografía y acerca del observador emproblemado que observa una pieza y se pregunta “¿Y eso es arte”? También introdujimos al lector en en la relación entre Arte conceptual y fotografía. Toca ahora el turno de advertir que  aunque la fotografía parezca la forma de arte más accesible, es mucho menos obvia de lo que parece.

La fotografía es una trampa

De hecho la fotografía es una gran trampa y su primera red, echada al observador convertido en víctima, es la ilusión de mostrar algo real; es el famoso efecto realidad.

Fernando Portillo Guzmán lo explica con precisión:  “la foto es una representación, un corte, una delimitación, una puesta en escena, una apuesta por la opinión propia, una mirada parcial, una rebanada escogida; no es, nunca, la verdad ni la realidad, aunque pudiera parecerlas, aunque pudiera, equívocamente, parecerse a ellas; (… [el fotógrafo]  juega siempre con nosotros, juega con nuestra atenta mirada ajena; juega con nuestros sentimientos difusos;  juega con nuestras experiencias previas; juega con nuestra concordancia, o discordancia, con la obra fotográfica visionada; juega con nuestra cultura inculcada y asimilada, sólida, fluida o frágil, al respecto de la lectura realizada; juega con la propia facilidad o dificultad en dicha lectura; juega con nuestra razón dialógica, comunicándonos algunas ideas o rompiendo mensajes intachables; juega con nuestra capacidad, o discapacidad, crítica; juega, siempre, con nosotros al ratón sagaz y a los gatos artrósicos, siempre acariciando nuestras distantes y lejanas pupilas, siempre perplejas ante su mirada previa.” [1]

La imagen no es nunca, de ningún modo igual a la realidad (ya no digamos a la verdad). Joan Costa lo sintetiza claramente en el siguiente cuadro [2]:

Imagen

Versus

Realidad

La imagen es un fragmento del entorno real.

 

La realidad es un continuo.

La imagen es bidimensional.

 

El mundo real es multidimensional.

La imagen es un artificio, un hecho cultural.

 

El mundo es un hecho de la naturaleza predecesora.

La imagen es un medio de comunicación.

 

El mundo real no es un medio, sino un absoluto.

La imagen es anacrónica, está fuera del tiempo.

 

La realidad es espacio y tiempo.

La fotografía sigue siendo tremendamente popular gracias a su asequibilidad: Nadie que camina por la calle y ve un anuncio publicitario de shampoo con una fotografía ilustrándolo requiere de una gran capacitación para una correcta interpretación.

Sin embargo, la fotografía es mucho más que su aspecto visual. Jean-Claude Lemagny, a quién acudiremos frecuentemente, declara que la fotografía “para ser comprendida, requiere un extremo refinamiento de sensibilidad. Es la más austera, y la menos accesible, de todas las artes.” [3]

Aunque parezca tan asequible, la fotografía no lo es en absoluto. He aquí dos ejemplos:

Quince años, Lima (Perú).  Fotógrafo anónimo

Dovima con vestido Balenciaga. Richard Avedon. 1950

 
Seguir leyendo Fotografía artística contemporánea: imagen e imaginación