Masahisa Fukase: el fotógrafo que se convirtió en cuervo

La crónica del hombre que se hizo cámara para convertirse, finalmente, en cuervo.

Por Óscar Colorado Nates*

Del estudio familiar a Tokio

Masahisa Fukase nació en Bifuka (distrito de Nakagawa, Hokkaido 9) en 1934. Su familia tenía un foto estudio llamado Fukase Shashinkan fundado por su abuelo en 1908. [1] Se graduó de la Universidad Nihon (Tokio) donde obtuvo su grado  en el departamento de fotografía artística (1956). Se suponía que debería haber regresado para hacerse cargo del estudio familiar pero se enamoró de Tokio y trabajó en el Nippon Design Center y con la editorial Kawade Shobo Shinsha [2]. Para 1961 expuso su trabajo Kill the Pigs sobre un rastro para la matanza animal.[3].  Se volvió fotógrafo independiente en 1968 y presentó con éxito su trabajo en revistas de fotografía y exposiciones.

Las fotos íntimas

A principios de la década de 1960 Fukase contrajo matrimonio y convirtió a su esposa, Yoko, en su musa. De este trabajo más lírico y juguetón se produjo la exposición Play. Su fotografía reflejaba los aspectos más cercanos y cotidianos de en su vida, desde su esposa hasta sus gatos.

Masahisa-Fukase_54

La crítica recibió bien las fotos que le hizo Fukase a su esposa y comenzó a tener buenas ventas de su trabajo. Fukase se distingue por apartarse del nihilismo típico de su generación. Como buen fotógrafo japonés, el formato de foto-libro fue un vehículo importante para difundir su trabajo. En 1971 publicó Yugi (Homo Ludence).

Masahisa-Fukase_68

Junto con otros fotógrafos (Shomei Tomatsu y Daido Moriya de Vivo y Provoke, respectivamente) inició una escuela fotográfica que bautizaron The Workshop. 

El quebranto

Yoko acabó abandonando a su marido en 1976, después de 13 años de matrimonio, quien escribió en The Incurable Egoist: 

«Vivimos juntos durante 10 años, pero él únicamente me vio a través de la lente, y estoy convencida de que todas las imágenes donde aparezco son, incuestionablemente, fotografías de él mismo.»[4]

Deprimido, viajó hacia su tierra natal en Hokkaido. Para entonces sus problemas con el alcohol se habían combinado con las reyertas matrimoniales. De modo que el viaje a la isla de Hokkaido era, para él, indudablemente un escape.

Mientras viajaba en el tren comenzó a notar los pájaros que encontraba. De ahí surgió su gran tema fotográfico: las aves en general pero los cuervos en particular.

Más que fotografías de las aves, realmente son un claro reflejo de su situación emocional. «A su manera, estas fotos recuerdan el arte tradicional del sumi-e con su tinta deslavada…» [5]

En la mitología japonesa los cuervos pertenecen a una especia de sujetos sobrenaturales llamados tengu. Es una figura de mal agüero, impredecible y peligrosa. [6]

Las fotografías de Fukase son oscuras, con el gran reventado. Estos cuervos lo mismo aparecen vivos que muertos, barridos, sus huellas o sus sombras. [7]

De estas imágenes surgió, 10 años después, su libro Karasu (Cuervos, 1986) de gran éxito. En Estados Unidos se presentó como The Solitude of Ravens, título irónico porque se trata de aves sociales. Karasu fue considerado por un panel de expertos con fotógrafos como Chis Killip o el escritor Gerry Badger como el mejor foto-libro entre 1986 y 2009 [8]. Fukase quería que el libro se llamara Tonpoku-ki o «La crónica de una escapada al norte.» El editor Shoji Yamagishi propuso para el trabajo el título «Cuervos» por la gran cantidad de fotos que había de estas aves. A Fukase no le gustaba demasiado el nombre porque le parecía de fotografías de fauna. Finalmente aceptó porque la idea de los cuervos le remitía al concepto de tabi-garasu, que significa «viajar como cuervo» y que se aplica a las personas que no se mueven constantemente y no tienen lugar fijo para vivir. [9]

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Exposiciones

Fukase participó en la exposición  New Japanese Photography en el Museum of Modern Art (1974). En 1984 expuso en el Oxford Museum of Modern Art en la exposición «Black Sun: The Eyes of Four» y con la exhibición «By Night» en la Fondation Cartier pour l’Art Contemporain en 1996 y en Out of Japan del Victoria & Albert Museum (2002).

Masahisa-Fukase_59

Ganó el premio Nabou en 1976 por su exposición Karasu y el premio especial en el Higashikawa Photography Awards (1992). 

Enfermo de «Yo»

Hizo a principios de la década de 1990 dos series: BUKUBUKU (1990) y Private Scenes (1990-1991). Se trata de series con obsesivos, prácticamente enfermizos, autorretratos.

El fotógrafo que se convirtió en cuervo

Harto de hacerse fotos a sí mismo regresó a los cuervos, que fotografiaba con un súper telefoto desde la ventana de su estudio. Tomo Kosuga explica que Fukase se levantaba todas las mañanas y, en lugar de verse al espejo, fotografiaba cuervos porque «…él mismo se había convertido en un cuervo».[10]

Dice Akira Hasegawa que

«Si hay un tema subyacente en el trabajo de Fukase, es una sensación de incompatibilidad con todo en la vida cotidiana. En mi opinión, Fukase nunca pudo encontrar compatibilidad o armonía en sus relaciones con mujeres o con sus amigos cercanos. Cuando veo las fotografías de gatos de Fukase, me hace creer que fotografió a gatos y mujeres de la misma manera: sin emociones. Para él, no había diferencia en estos dos sujetos ya que ambos existían fuera de su propio mundo interior, un mundo que no tenía lugar en la sociedad tradicional japonesa. Fukase era un alma extraviada «. [11]

En 1992 rodó por la escalera de su bar favorito: el golpe le dejó en coma durante veinte años, hasta que falleció en 2012. Yoko le visitó en el hospital cada dos semanas durante 20 años. [12]


dr_oscar_colorado_2

* Dr. Óscar Colorado Nates,
(Ciudad de México, 1969)

Académico, crítico, analista y promotor de la fotografía.

Doctor «cum laude» en Ciencias de la Documentación por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Narrativa y Producción Digital por la Universidad Panamericana (Cd. de México) donde es Investigador de Tiempo Completo y Profesor Titular de la Cátedra de Fotografía Avanzada así como Docente de Posgrado en Narrativa y Nuevas Tecnologías

Autor de libros como Fotografía 3.0; El Mejor Fotógrafo del Mundo; Instagram, el ojo del mundo; Fotografía de Documentalismo Social; Fotografía Artística Contemporánea; El Mejor Fotógrafo del Mundo Pensamientos Decisivos: 650 reflexiones fotográficas.

Miembro del Seminario de Imagen y Cultura, la Asociación Mexicana de Estudios de Estética, el Seminario Permanente de Análisis y Crítica Cinematográfica (SEPANCINE) y de The Photographic Historical Society (Rochester, NY), entre otras agrupaciones académicas.


Las opiniones vertidas en los artículos y producciones audio-visuales son personales.
© 2011-2019 by Óscar Colorado Nates. Todos los Derechos Reservados. Esta publicación se realiza sin fines de lucro y con fines de investigación, enseñanza y/o crítica académica, artística y/o científica. 


150px-Fair_use_logo.svgThe presentation in this blog of photographs, movies, recordings or written material is used for purposes of criticism, comment, news reporting, teaching and/or research, and as such, it qualifies as fair use  as forseen at 17 U.S. Code § 107 and it is not an infringement of copyright.

For more information, please check the following link with our Legal Notice regarding copyright.


Fuentes de investigación

Notas

[1] Fukase Masahisa. RavensMack, 2017. Reino Unido. Pág. 137

[2] Everything Explained, Masahisa FukaseDisponible http://everything.explained.today/Masahisa_Fukase/ Consultada el 29 de mayo de 2016

[3] Benge Harvey. Masahisa Fukase died last week. http://harveybenge.blogspot.com/2012/06/masahisa-fukase-died-last-week.html Consultada el 15 de septiembre de 2019

[4] Fukase MasahisOp. Cit. Pág. 139

[5] Fallis Greg, Masahisa Fukase. Disponible en http://www.utata.org/sundaysalon/masahisa-fukase/ Consultada el 29 de mayo de 2016

[6] O’Hagan Sean, Masahisa Fukase’s Ravens: the best photobook of the past 25 years? Disponible en https://www.theguardian.com/artanddesign/2010/may/24/masahisa-fukase-ravens-photobook Consultada el 29 de mayo de 2016

[7] Ídem

[8] Benge Harvey, Op. Cit.

[9] Fukase Masahisa. RavensMack, 2017. Reino Unido. Pág. 141

[10] Fukase Masahisa. RavensMack, 2017. Reino Unido. Pág. 145

[11] Fukase Masahisa. RavensMack, 2017. Reino Unido. Pág. 134

[12] O’Hagan Sean, Op. Cit

 

6 comentarios sobre “Masahisa Fukase: el fotógrafo que se convirtió en cuervo”

  1. Muchas gracias Doctor Oscar, un hermoso recuento de la vida de un ser humano-fotógrafo muy compleja y que retrato con su cámara….y con un final triste para quien las imágenes permiten
    ver un poco de su yo….muy interior

    1. La historia de Masahisa me parece indispensable para apreciar más sus fotos y comprender que más allá de una solución plástica o un estilo, hay detrás una vida y una historia que sirve de columna vertebral y que hace que este trabajo tenga una razón de ser muy clara. ¡Gracias por el comentario y muchos saludos!

  2. Siento que sus fotos son lúgubres, pero así como lo cuentas Masahisa Fukase era un tipo «raro» y eso ayuda a comprender el por qué de sus imágenes. Como siempre me maravillo del trabajo que haces buscando fechas, nombres, anécdotas para hacer estos geniales artículos. Un abrazo!!

    1. Muchas gracias Ernesto. Efectivamente, aquí sí que se aplica con Fukase que era una «rara avis» y sus fotos necesariamente tienen que entenderse en el contexto de lo que vivía para disfrutar su significado de manera más plena. ¡Muchos saludos y mil gracias!

  3. Me encantan tus artículos, qué manera de aprender contigo!!!!! Ojalá vinieras a dar un par de charlas a Chile aquí se hace mucha foto, pero falta análisis y pensamiento al que hacer fotográfico.

Deja un comentario