Margaret Bourke-White, la primera dama


Meticulosa, precisa, valiente, vanidosa, artista, indomable, científica, modernista, manipuladora, foto-periodista, aguerrida, documentalista… Ella es Margaret Bourke-White, primera dama de la fotografía. 

§
Por Óscar Colorado Nates*

Maggie White (Estados Unidos, 1904) adoptó el apellido de su madre y se transformó en Margaret Bourke-White. Esta chica neoyorkina  sería una gran figura de la fotografía y una prominente mujer del siglo XX.

Margaret_Bourke_White_retrato_fotografa_20

Era la hija de un ingeniero y esto le dejó una profunda huella: era ordenada, metódica y con una gran orientación hacia la tecnología. En el “cóctel Bourke-White” se combinaban un técnico empedernido y una una proactiva madre con irrefrenables deseos de superación. El resultado era una jovencita tan inteligente como precisa y ambiciosa. Su éxito no sería fruto de la casualidad, sino de una meditada ponderación y un plan meticuloso.

Seis universidades

Margaret pasó por seis universidades. Cuando estuvo matriculada en la Columbia University participó en la escuela fotográfica de Clarence H. White,[1] por la cual también pasó Dorothea Lange (aunque en un momento distinto). De este mentor, Bourke-White aprendió a utilizar el lenguaje de las vanguardias lo cual se notaría en sus fotografías de temas industriales.

Finalmente obtuvo el grado en Biología por la afamada Cornell University en 1927.[2] Su padre murió prematuramente, lo que le obligó a realizar todo tipo de trabajos: desde mesera hasta bibliotecaria.[3]

1927, su primer estudio fotográfico

Al graduarse de la universidad, la joven fotógrafa se mudó a Cleveland donde abrió su propio estudio “apoyándose en egresados de Cornell y arquitectos para realizar trabajos como freelance que eventualmente le llevaron a la comisión para realizar fotografías en la Otis Steel Company en 1929.”[4]

Su pasión por la técnica, heredada del padre, le hizo “Especializarse en sujetos industriales, capturando su geometría y grandeza con arriesgados ángulos de patrones y repeticiones…”[5]

Margaret_Bourke_White_retrato_fotografa_21

Por su cuenta realizó fotografías de la Terminal Tower de la ciudad de Cleveland. Margart tuvo un logro técnico relevante mediante la utilización de luces adicionales para poder realizar fotografías en condiciones sombrías o de contraluces extremos. La habilidosa chica consiguió prestado el equipo de lámparas de un fotógrafo de Hollywood [6] y pronto se convirtió en una importante pionera en el uso de la luz estroboscópica: “Con esa técnica del «sincroflash múltiple» podía disponerse la luz, sea para obtener ciertos efectos como para reforzar las fuentes de iluminación existentes.”[7]

El tratamiento estético que imprimió Margaret en sus fotografías le valió una pronta aceptación pública. Beaumont Newhall reconoce que los fotógrafos estadounidenses Berenice Abbott, Walker Evans, Ralph Steiner, Ansel Adams, Willard Van Dyke o Margaret Bourke-White supieron encontrar un peculiar “potencial estético de la imagen documental.” [8]

Las fotografías industriales de Margaret son un monumento a la magnificencia de la técnica y la máquina. La estética vanguardista le hace capturar una paradójica mixtura donde convergen la  Neue Sachlichkeit (Nueva Objetividad) y el  Expresionismo teutones. Los acentuados contraluces de las máquinas, enormes ventiladores, prepotentes torres y grandilocuentes obras de infraestructura industrial conforman el primer corpus de Margaret Bourke-White.

Margaret_Bourke_White_modernismo_17Estas fotografías son de una potencia formal tan depurada que Bourke-White muy bien pudo haber pasado a la historia como una destacada figura en la Nueva Objetividad a lado de Albert Renger-Patszch o Helmar Lerski y como precursora de Bernd & Hilla Becher.

Oliva María Rubio nos recuerda que “Margaret fue una fotógrafa profundamente moderna […] capaz de captar los temas, el ethos, las esperanzas, los fracasos y las ansiedades que implica la palabra moderno y que tienen que ver con el gusto del tiempo.”[9]

Además hay que recordar que el ánimo mecanicista, la fascinación por la máquina, no era privativa de los artistas soviéticos como Alexander Rodchenko:

“En los años veinte la «máquina» expresaba ese espíritu, tanto en el arte como en la vida, y los movimientos artísticos y fotográficos así lo asumieron.”[10]

Margaret_Bourke_White_modernismo_8Pero si en los soviéticos la glorificación de la industria y la máquina hablaban de un nuevo orden que daba la espalda a la estructura agraria zarista, en Bourke-White el ensalzamiento industrial tiende, por supuesto, al capitalismo.

La glorificación manufacturera en las fotografías de Margaret le venían como anillo al dedo a Henry Luce, fundador de la revista Fortune quien la contactó en 1929 para que publicarle en su revista.[11]

Una característica importante de la obra de esta fotógrafa es la combinación entre una factoría idealizada, templo del progreso, y la Era de la Máquina a las que supo impregnar con un interés humano que convertían sus trabajo en “poderosas imágenes que reducían realidad complejas a formas y contrastes inmediatamente comprensibles.”[12] La conexión no podía ser más afortunada: una artista que ponderaba las virtudes del progreso industrial y las hacía gráciles, accesibles e incluso deseables al gran público.

El sentido técnico y artístico de la fotógrafa le hacían pensar que  “la industria había desarrollado una belleza inconsciente, una belleza escondida que esperaba ser descubierta y fotografiada.”[13]

En la era del maquinismo, Bourke-White fue una de sus grandes cronistas que  “plasmaba la belleza de un mundo que no suele ser considerado como bello. Pero sus fotos no eran meros documentales. A la vez de exhibir el romanticismo de la formidable potencia de la industria y de las máquinas por medio de unas fotografías tomadas desde cerca, con un dramática iluminación cruzada y perspectivas poco habituales, también presentaba el entorno industrial como unas composiciones plenas de arte. Este tour de force a base de las imágenes como expresión de lo que entendía como el diseño y la estética más modernos, llamaron de inmediato la atención de los ejecutivos de empresas y las revistas, y acabaron por catapultar a Bourke-White a la cumbre de la fotografía y el periodismo del siglo XX.”[14]

El que una fotógrafa enalteciera a la industria y el progreso venía en perfecta consonancia con los intereses tanto del establishment editorial como empresarial. Las comisiones por parte de la iniciativa privada comenzaron a llenar la agenda de la fotógrafa. Pronto documentó manufactureras de vidrio soplado, plantas de embalaje, factorías aceraras y armadoras de equipo bélico. [15] 

En 1929 el Crash de Wall Street provocó una de las crisis más profundas en la historia económica de Estados Unidos. Paradójicamente era un momento de bonanza para el estudio Bourke-White. Sin embargo la fotógrafa también mostró interés y preocupación por los temas sociales. Su apoyo a la legendaria Photo League [16] demuestra esta inclinación que se reforzaría, como veremos más adelante, con su libro You have seen their face.

Margaret_Bourke_White_14

1930, Rusia

La visión de Bourke-White era igualmente compatible con el capitalismo y el comunismo. No es extraño que la fotógrafa viajara a la Unión Soviética donde documentaría para Fortune la expansión industrial en Rusia. Walter Benjamin apuntaría que “Aquí todo lo técnico es sagrado; no hay nada que se tome más en serio que la técnica.”[17] Tal ánimo era perfectamente armónico con la propia proclividad científica y tecnológica de Margaret.

Margaret_Bourke_White_moscu_24En 1930 todavía existían colaboraciones entre técnicos e ingenieros estadounidenses y soviéticos para la creación de infraestructura en Rusia. Evidentemente tras el inicio de la Guerra Fría cesó toda forma de apoyo o cooperación.

Margaret_Bourke_White_moscu_16

Margaret publicó su primer libro en 1931 titulado Eyes on Rusia que es testigo de esta pasajera colaboración ruso-americana.

1936, Life y la primera portada

El fundador de Fortune, Henry Luce, decidió inaugurar una nueva etapa para una revista ilustrada con predilección por lo visual. La revista Life había sido una publicación de interés general desde 1883 fruto de la colaboración entre Andrew Miller y John Ames.

margaret-bourke-white-first-life-cover-1936

Henry Luce pagó $92,000 dólares por la revista que agregó a su grupo como tercera opción además de Fortune Time. La nueva publicación tendría como objetivo  “Ver la vida, ver el mundo, presenciar los grandes sucesos; mirar los rostros de los pobres y los gestos de los orgullosos […] ver y tener el placer de ver; ver y ser sorprendido; ver y ser instruido.”[18]

El nuevo proyecto fue un gran éxito. En noviembre de 1936 aparecieron en los puestos de periódicos y revistas 380,000 copias[19] de la nueva etapa de la revista Life. Y la portada ostentaba una fotografía de Margaret Bourke-White que mostraba una joya del New Deal: la pomposa presa en Fort Peck, Montana.

1939_05538219
El éxito de la revista fue instantáneo. Un año después ya había una competidora directa, aunque menos exitosa: Look. Se proclamó en 1939 que Life era el más grande éxito en la historia editorial. La revista era “sutilmente propagandista, maliciosamente conservadora, abiertamente patriótica, y decididamente optimista.”[20]

look_magazine_februrary_1937_febreroLife provocaría el inicio de un capítulo nuevo en la fotografía donde creadores de la talla de Philippe Halsman, Robert Capa, W. Eugene Smith, Alfred Eisenstaedt, Andres Feininger, Gjon Mili, Gordon Parks (por mencionar solamente algunos)[21]  instruirían y entretendrían al pueblo estadounidense mediante sus imágenes.

“Lo que distinguió a Life y a Look de las anteriores revistas gráficas no fue tanto la cantidad de fotos publicadas como la teoría de una «cámara guiada por la mente»”.[22]

Bourke-White ligó su vida y destino a Life, donde colaboró durante más de 20 años. Durante este tiempo ayudó a establecer el canon del foto-periodismo como lo conocemos hoy con elementos “como la cercanía al motivo, la monumentalidad del sujeto retratado, la presencia de elementos simbólicos, y la retórica de la tragedia y el heroísmo.”[23]

Tanto su etapa mecanicista como sus primeras colaboraciones en Fortune y Life eran suficientes para granjearle a la fotógrafa un lugar en la historia del mundo. Sin embargo era apenas su primera etapa.

 

1937, You have seen their faces

Margaret_Bourke-White_You_Have_Seen_Their_Faces_7En 1937 Margaret Bourke-White publicó su libro You Have Seen Their Faces que abordaba el tema los apareceros empobrecidos  en el sur de Estados Unidos. El volumen se encontraba en la línea abordada por los fotógrafos de la Farm Security Administration.

El texto estuvo a cargo de quien se convertiría en su marido, Erskine Caldwell.

La obra precedió a otros títulos importantes con temáticas y tratamientos similares: An American Exodus con fotografías de Dorothea Lange y textos de Paul Taylor y cuatro años después aparecería el crucial Let Us Now Praise Famous Men de Walker Evans con textos de James Agee.

Margaret_Bourke-White_You_Have_Seen_Their_Faces_12A pesar de la importancia de este volumen, ha sido criticado por “explotar a los granjeros sureños que fotografió.”[24]  En su texto Photography: History and Theory Emerling Jae explica que Walker Evans fue uno de los críticos más agrios a las fotos de Margaret y los seguidores del fotógrafo denigraron la obra de Bourke-White “por su vanidad personal y trabajo fotográfico manipuladoramente teatral .”[25]

Erskine Caldwell (1903-1959)
Erskine Caldwell (1903-1959)

A diferencia de la impasibilidad de Evans, las fotografías de apareceros de Margaret muestran pieles cancerosas, bocas desdentadas y adversidades de todo tipo que subrayaban los aspectos más grotescos de la pobreza rural y negaban traza alguna de dignidad a sus fotografiados.[26] Cuando se cotejan a Evans y Bourke-White  es posible comprender cómo un mismo sujeto puede ser abordado fotográficamente de forma totalmente distinta, lo que pone de manifiesto el carácter profundamente personal de la fotografía como medio. La elegancia de Evans se encuentra no tanto en lo que muestra como en lo que omite. [27]

El propio Caldwell echaría leña a la hoguera al afirmar que las fotos de Bourke-White “estaban en cierta medida manipuladas, ya que ella planteaba toda una escenografía: «les decía la gente dónde sentarse o a dónde mirar.»”[28] En su momento la intrusión del fotógrafo en la imagen documental era un pecado fotográfico capital. A pesar de todo, estas críticas no parecieron hacer mella en el prestigio y celebridad de Margaret que estaba por llegar a su momento cenital de fama.

1941, ataque a Moscú

Para la fotógrafa la guerra comenzaría en julio de 1941 cuando fue comisionada por Life para fotografiar los bombardeos alemanes a Moscú. Era en ese momento la única fotoperiodista extranjera presente durante el ataque en la capital rusa. [29]

Margaret_Bourke_White_moscu_22Era el inicio de una transmutación de fotógrafa a leyenda. Margaret Bourke-White se convirtió en una de las foto-reporteras pioneras en la historia, precedida por un puñado de predecesoras como Gerda Taro, Jessie Tarbox Beals o Frances Benjamine Johnston.[30]

Margaret_Bourke_White_moscu_17Aunque Margaret abrió el paso como mujer fotoperiodista, otras féminas también colaboraron para Life durante y después de la guerra como  Lael Tucker, Peggy Durding, Mary Welsh Hemingway, Shelley Smith Mydans, Jacqueline Saix o Analee Jacoby. [31] [32][33]

1942, divorcio y guerra

Margaret se casó en dos ocasiones y acabó divorciándose. Estas separaciones no parecieron dejar mayor huella en su ánimo. “Al divorciarse de su marido [Erskin Caldwell] en 1942, pidió las credenciales para poder trabajar como fotógrafa en las Fuerzas Aéreas Americanas.”[34]

Bourke-White se convirtió en la primera mujer acreditada como fotógrafa de guerra autorizada para volar en una misión de combate.[35] Su trabajo bélico fue ampliamente publicado por Life, como es de suponerse.

1945, la liberación de Buchenwald

Uno de los puntos más dramáticos en la carrera de la foto-periodista llegó tras la derrota alemana. Margaret acompañó al general George Patton cuando entró en el campo de concentración de Buchenwald.

Ahí la fotógrafa capturó los suicidios de los nazis[36] y la incredulidad de los alemanes llevados por el general para que fueran testigos de las atrocidades provocadas por Hitler.

Margaret_Bourke-White_wwii_camps_10

Es posible ver en las fotografías de Bourke-White cadáveres medio calcinados en los hornos así como mujeres cubriéndose los ojos y adolescentes en actitudes catatónicas que no daban crédito a lo que presenciaban. “La gente horrorizada, repetía: «No sabíamos, no sabíamos.»”[37]

CONCENTRATION CAMPS GERMANY

Las imágenes de Bourke-White incendiaron la opinión pública estadounidense en contra del anti-semitismo nazi. Estas fotografías llegaron a utilizarse como pruebas en los juicios contra los criminales de guerra. [38]

Margaret_Bourke_White_guerra_7“Tras la guerra, Bourke-White fue cuestionada sobre el motivo que le llevó a crear tan horripilantes imágenes. «Aún con lo difícil del trabajo del fotorreportero –contestó- es algo que un corresponsal de guerra debe realizar. Estamos en una posición privilegiada aunque no siempre feliz. Vemos una gran parte del mundo y nuestra obligación es mostrarlo a los demás.»”[39]

galeria_point2

1948-1960, Foto-periodista en la posguerra

Terminada la guerra la labor informativa de la neoyorkina siguió en Life donde trabajó documentando numerosos hechos noticiosos como las minas del sur africano o la guerrilla coreana.

Margaret_Bourke-White_Gandhi_4

Entre sus trabajos más memorables destaca el reportaje que realizó sobre Gandhi unas cuantas horas antes del asesinato de éste en 1948.

1961, Parkinson

En la cumbre de su carrera, Margaret Bourke-White comenzó a sufrir los primeros síntomas del mal de Parkinson. La enfermedad resultó severamente incapacitante. Se sometió a una cirugía experimental que aminoró los movimientos involuntarios pero le afectó el habla. Aunque luchó durante diez años contra la enfermedad en 1971 sucumbió en el Stamford Hospital (Connecticut) a los 67 años de edad.

2013, primera dama

Margaret pasó a la historia gracias a sus fotografías, pero también por su carácter indómito.

“Bourke-White era una artista valiente, hacía lo necesario para lograr hacer sus fotografías. Fletó aviones pequeños para fotografiar las sequías e inundaciones en el suroeste. A menudo insistía al piloto que dejara la puerta lateral abierta para que ella pudiera colgarse y obtener una mejor imagen. Trepó fuera de su estudio en el piso 61 del Chrysler Building para encaramarse en un águila de acero a 800 pies sobre el nivel del suelo y obtener una panorámica de Nueva York.

Margaret_Bourke_White_retrato_fotografa_13

Fotografió a Gandhi apenas unas horas antes de su asesinato y viajó con el general George S. Patton a través de una Alemania desmoronada cuando liberó el campo de concentración de Buchenwald, fue torpedeada en un barco frente a la costa de África, y viajó a las minas sudafricanas. Por estas hazañas de audacia, sus colegas la llamaban «Maggie la indestructible.»”[40]

Margaret_Bourke_White_retrato_fotografa_17La fotografía se convirtió en el núcleo de su vida. Ella misma declaró que “después de que encontré una cámara jamás me sentí como una persona completa a menos que estuviera haciendo o planeando fotografías.”[41]

“Fue la primera mujer que fotografió las plantas de laminaciones de acero; la primera en formar parte del equipo de fotógrafos de la revista Fortune y Life, la primera extranjera en fotografiar la Unión Soviética, en 1930; la primera fotógrafa que trabajó para la Fuerza aérea de Estados Unidos, que diseñó para ella el primer uniforme de una corresponsal de guerra; la única periodista extranjera –hombre o mujer- que estaba en Moscú cuando caían sobre la ciudad las primeras bombas alemanas […] y la primera mujer en participar en una misión de bombardeo…”[42]

La bióloga neoyorkina siempre sintió que estaba llamada a ser la fotógrafa de su Zeitgeist, del espíritu de su tiempo, y que debía estar en el núcleo de los hechos que cambiaban al mundo. “Como fotógrafa jefe de Life se convirtió en la representante más importante de su gremio en las décadas de 1930 a 1950. Durante ese tiempo es considerada como «estrella» de la denuncia de los medios de comunicación impresos en la cumbre del periodismo ilustrado.”

En 1919, un año antes de que las mujeres pudieran votar en Estados Unidos, Bourke-White escribió un deseo en su diario íntimo:: “Quiero hacer todas las cosas que las mujeres nunca han podido.”[43] Y lo logró.

Margaret_Bourke_White_retrato_fotografa_9Meticulosa, precisa, valiente, vanidosa, artista, indomable, científica, modernista, manipuladora, foto-periodista, aguerrida, documentalista… Tal vez baste con decir que Margaret Bourke-White fue una primera dama de la fotografía.


ocn_smallÓscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra de Fotografía Avanzada en la Universidad Panamericana (Ciudad de México).

Es autor de los libros Fotografía 3.0 Y después de la Postfotografía ¿Qué?;  Fotografía de documentalismo social; Instagram, el ojo del mundo; Fotografía Artística Contemporánea y El Mejor Fotógrafo del Mundo.

Co-fundador de la Sociedad Mexicana de Daguerrotipia y miembro de The Photographic Historical Society (Rochester, NY).

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las posturas de la Universidad Panamericana.


galeria_point2

Bibliografía

  • Badger Gerry, La genialidad de la fotografía: Cómo la fotografía ha cambiado nuestras vidas, Blume, Barcelona 2009
  • Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Margaret Bourke-White. Momentos de la historia. Edit. La Fábrica Editorial, Madrid, 2013
  • Castellanos, Paloma, Diccionario histórico de la fotografía. Edit. Istmo, Madrid, 1999
  • Emerling Jae, Photography: History and Theory, Edición Kindle, Edit. Routledge, Nueva York, 2012
  • Golden Reuel, Photo-journalism 1855 to present, Edit. Abbeville Press Publishers, Nueva York, 2005
  • Guadagnini Walter (Ed.), Photography. The Origins, 1839-1890, Volume I. Edit. Skira, Milán, 2012
  • Gunthert André, Poivert Michel, El arte de la fotografía. Edit. Lunwerg Editores, S.A., Barcelona, 2009
  • Hoy Anne H., The book of photography: The history, the technique, the art, the future, Edit. National Geographic Society, Washington, 2005
  • Jeffrey Ian,  Los gandes fotógrafos. Edit. Debate, Madrid, 2000,
  • Koetzle Hans-Michael, Fotógrafos de la A a la Z,  Edit. Taschen, Colonia, 2011
  • Newhall Beaumont, Historia de la Fotografía, 2ª edición, Edit. Gustavo Gili, Barcelona, 2006
  • Escuela Bíblica y Arqueológica de Jerusalén, Nueva Biblia de Jerusalén, 3a. Ed., Edit. Desclée de Brouwer, Bilbao, 1999
  • Sandler Martin W., Photography: An Illustrated History (Oxford Illustrated Histories). Edición Kindle, Oxford University Press, Oxford, 2002
  • Sougez, Marie-Loup, Pérez Gallardo Helena, Diccionario de historia de la fotografía, Edit. Cátedra, Madrid, 2003, 529 pp.
  • Sougez, Marie-Loup (coord.), Historia general de la fotografía, Edit. Cátedra, Madrid, 2007

HAGA CLICK EN LA IMAGEN PARA AGRANDAR LA INFOGRAFÍA

infografia_bio_margaret_bourke_white_640x

Fuentes de Internet

Fuentes audiovisuales

HAGA CLICK EN LA IMAGEN PARA AGRANDAR LA INFOGRAFÍA

640x_info_bourke_white

Notas


[1] Castellanos Paloma, Diccionario histórico de la fotografía. Edit. Istmo, Madrid, 1999, Pág. 39
[2] National Endowment for the Humanities. Fearless Photographer. Disponible en http://www.neh.gov/humanities/2011/novemberdecember/statement/fearless-photographer Consultada el 3 de junio de 2013
[3] Guadagnini Walter (Ed.), Photography vol. II. Edit. Skira, Milán, 2012, Pág. 280
[4] (Traducida) National Endowment for the Humanities. Fearless Photographer. Disponible en http://www.neh.gov/humanities/2011/novemberdecember/statement/fearless-photographer Consultada el 3 de junio de 2013
[5] Guadagnini Walter (Ed.), Op. Cit., Pág. 280[
6] Hoy Anne H., The book of photography: The history, the technique, the art, the future, Edit. National Geographic Society, Washington, 2005, Pág. 189
[7] Newhall Beaumont, Historia de la Fotografía, 2ª edición, Edit. Gustavo Gili, Barcelona, 2006, Pág. 231
[8] Gunthert André, Poivert Michel, El arte de la fotografía. Edit. Lunwerg Editores, S.A., Barcelona, 2009, Pág. 388
[9] Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Margaret Bourke-White. Momentos de la historia. Edit. La Fábrica Editorial, Madrid, 2013, Pág. 4
[10] Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Op. Cit., Pág. 5
[11] Guadagnini Walter (Ed.), Op. Cit., Pág. 280
[12] Hoy Anne H., Op. Cit, Pág.189
[13] Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Op. Cit., Pág. 5
[14] Koetzle Hans-Michael, Fotógrafos de la A a la Z,  Edit. Taschen, Colonia, 2011, Pág. 46
[15] Castellanos, Paloma, Op. Cit., Pág. 39
[16] Hoy Anne H., Op. Cit, Pág. 192
[17] Benjamin Walter en Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Op. Cit., Pág. 5
[18] Newhall Beaumont, Historia de la Fotografía, 2ª edición, Edit. Gustavo Gili, Barcelona, 2006, Pág. 260
[19] Guadagnini Walter (Ed.), Op. Cit., Pág. 280
[20] Guadagnini Walter (Ed.),Op. Cit., Pág. 176
[21]  Life. Photographers. Disponible en http://life.time.com/photographers/ Consultada el 15 de junio de 2013
[22] Newhall Beaumont, Op. Cit., Pág. 260
[23] Guadagnini Walter (Ed.), Op. Cit., Pág. 280
[24] Guadagnini Walter (Ed.), Op. Cit. Pág. 232
[25] Emerling Jae, Photography: History and Theory, Edición Kindle, Edit. Routledge, Nueva York, 2012, Loc. 6507
[26] Guadagnini Walter (Ed.), Op. Cit., Pág. 281
[27] Walker Evans al no descubrir todas las miserias del empobrecido sur de Estados Unidos parece obrar con el pudor de los hijos de Noé, el patriarca bíblico del arca, quien : “Bebió del vino, se embriagó y quedó desnudo en medio de su tienda. Vio Cam, padre de Canaán, completamente desnudo a su padre y avisó a sus hermanos, que estaban afuera. Entonces Sem y Jafet tomaron el manto, se lo echaron por los hombros y, andando hacia atrás, vueltas las caras, cubrieron el cuerpo desnudo de su padre, sin mirarlo.” Gen 9, 21-23, Escuela bíblica de Jerusalén, Nueva Biblia de Jerusalén, 3a. Ed., Edit. Desclée de Brouwer, Bilbao, 1999
[28] Sougez, Marie-Loup (coord.), Historia general de la fotografía, Edit. Cátedra, Madrid, 2007, Pág. 461
[29] Sandler Martin W., Photography: An Illustrated History (Oxford Illustrated Histories). Edición Kindle, Oxford University Press, Oxford, 2002, Loc. 2248
[30] Hoy Anne H., Op. Cit, Pág. 189
[31] A. Bernades (Comp.) Historia Life Revista,  C.E.R.E.S.,N° 23, Buenos Aires, 2011 citado por Somma Angel J. en Fotos de Familia. El gran álbum del Mar del Plata. Disponible en http://www.lacapitalmdp.com/contenidos/fotosfamilia/fotos/7619 Consultada el 15 de junio de 2013
[32] Photopedium. LIFEDisponible en http://photopedium.blogspot.mx/2009/03/life.html Consultada el 15 de junio de 2013
[33] MyEtimologyLife (Magazine). Disponible en http://www.myetymology.com/encyclopedia/Life_(magazine).html Consultada el 15 de junio de 2013
[34] Castellanos Paloma, Op. Cit., Pág. 39
[35] Hoy Anne H., Op. Cit., Pág. 192
[36] Sougez, Marie-Loup (coord.), Op. Cit., Pág. 461
[37] Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Op. Cit., Pág. 10
[38] Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Op. Cit., Pág. 16
[39] Sandler Martin W., Op. Cit., Loc. 2265
[40] National Endowment for the Humanities. Fearless Photographer. Op. Cit.
 [41] Sandler Martin W., Op. Cit., Loc. 1938
[42] Bourke-White Margaret, Rubio Oliva María (Coord.), Op. Cit.,, Pág. 4
[43] National Endowment for the Humanities. Fearless Photographer. Op. Cit. 

margaret_bourke-white_palabras_midInformación legal: Todas las fotografías se presentan sin intención de lucro y con fines de crítica y/o investigación científica, literaria y/o artística bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor.Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

6 pensamientos en “Margaret Bourke-White, la primera dama”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s