El renacimiento de la daguerrotipia

daguerrotipia_400xEn esta era de fotografía digital todo ocurre rápidamente: Sin embargo para realizar hoy un daguerrotipo con mi autorretrato fueron necesarias horas, muchas horas.

Por Óscar Colorado Nates*

–> English version available HERE

(NOTA: Este artículo fue escrito en español, si está leyendo la versión en inglés traducida por Google le recomendamos leer la versión en inglés de este artículo disponible en este enlace.)

Llegué a la Plaza de las Vizcaínas en el corazón de la ciudad de México un poco antes de las diez de la mañana. Quería aprovechar algunos minutos del maestro Arturo Talavera para que me explicara cómo preparar mi placa de cobre antes de que llegaran los demás discípulos al Taller PanópticoEn unos pocos minutos iniciaría nuestra sesión práctica para aprender la técnica del daguerrotipo.

Uno de los primeros procesos fotográficos 

daguerreLouis Daguerre, hombre teatral en todos los sentidos, se asoció con Joseph Nicéphore Niépce para lograr un portento nunca antes visto: la fijación de una imagen utilizando una cámara oscura y una placa de metal sensible a la luz.

Antes existieron desarrollos importantes e incluso para 1839 muchos clamaron ser los padres de la fotografía (William Henry Fox Talbot quizá el que más derecho tenía para hacerlo). Los primeros en lograr la proeza fueron Niépce y Daguerre. En muchos sentidos el mérito fundamental había consistido en lograr fijar la imagen que desaparecia después de un tiempo. Sin embargo Niépce pudo hacerlo tras experimentar durante muchos años. Daguerre aportó el sentido comercial, por supuesto, y amplios conocimientos en óptica desarrollados para sus espectáculos en el Diorama de París.

Si bien es cierto que se le da el máximo mérito a Niepce por su invaluable contribución al fijar la imagen, la precisión y calidad cortesía de Daguerre los puso en la delantera, pues los calotipos de Talbot eran en tal sentido inferiores.

padres_foto_final450<–Haga click en el infográfico para agrandar

En 1839 se presentó finalmente el procedimiento bautizado como daguerrotipia en la Academia de Ciencias de París. Para entonces Niépce ya había muerto.

La daguerrotipia evolucionó con una rapidez inusual gracias a que el gobierno francés compró la patente y la liberó de inmediato para que cualquier pudiera utilizar (y sobre todo mejorar) la técnica. En tan solo tres años el proceso de Daguerre se encontraba presente en los cinco continentes. El proceso devino en lo que finalmente hoy conocemos como fotografía.

Cuando supe que el maestro Talavera estaba trabajando la daguerrotipia me le acerqué inmediatamente: deseaba explorar este proceso primigenio del que mucho se habla pero que muy pocos trabajan. Deseaba conocer esta técnica de primera mano y entender a qué se enfrentaron los primeros fotógrafos. Quería experimentar personalmente todo aquello que había estudiado en mis investigaciones documentales.

A ensuciarse las manos, literalmente

Mi primera labor del día de hoy, tras colocarme el delantal, fue comenzar a pulir una placa de cobre. Escogí la que tenía menos imperfecciones y con una lija de agua inicié el primer paso.

En México solamente un puñado de personas realizan actualmente daguerrotipia y el 18 de mayo de 2013 me uní a este minúsculo grupo de afortunados.

Talavera explica: “El daguerrotipo viene más fuerte que nunca. Ahora hay un boom con el colodión pero yo siento que el daguerrotipo lo va a superar… En realidad aún falta mucho por investigar del daguerrotipo.”

IMG_0312
Mis primeros pasos en el pulido de la lámina de cobre. Foto cortesía de Fabián Ontiberos.

El daguerrotipo tenía muchas ventajas: impresionante nivel de detalle y la posibilidad de ofrecer al público un retrato a un tiempo mucho menor y con un costo sensiblemente más bajo al de uno realizado por un pintor. Sin embargo crearlos era laborioso y había un obstáculo importante: requería tiempos de obturación muy prolongados que obligaban al sujeto a posar inmóvil durante decenas de minutos.

IMG_0168-Editar
Arturo Talavera, en el umbral de su Taller Panóptico.

En el daguerrotipo la placa de cobre se recubre con plata y se pule hasta que parezca un espejo. Luego se sensibiliza a la luz mediante vapores de yodo. Pronto se descubrieron mejoras como agregar bromuro que aceleraba la exposición hasta 60 veces. Los progresos posteriores fueron más dramáticos hasta que se cambió totalmente de método. Aunque otras prácticas como el colodión húmedo también eran engorrosas, los tiempos de exposición se acortaban aún más. Eventualmente se logró una sensibilidad suficiente como para congelar el movimiento, posibilidad que aprovechó Eadweard Muybridge para sus históricas fotografías de movimiento.

muybridge
Eadweard Muybridge se convierte en una celebridad gracias a sus congelados de sujetos en movimiento.

Debido a que pronto se evolucionó hacia otras técnicas más rápidas y baratas, la daguerrotipia original tuvo una vida relativamente corta.

Arturo Talavera explica que el daguerrotipo “Aún tiene mucho para dar. Antes no lo entendían como lo hacemos hoy, como un recurso estético o como algo más de propuesta conceptual: lo vieron como negocio, Daguerre lo entendió como un negocio. Además era un proceso caro.”

El daguerrotipo tuvo una vida relativamente corta: de 1839 a 1855 y luego fue sustituido por ambrotipos y ferrotipos. Así que el daguerrotipo como tal no fue suficientemente explorado en todas sus posibilidades estéticas. “Se ha revalorado el daguerrotipo y estamos haciendo mejoras que en su momento no pudieron desarrollarse” abunda don Arturo mientras revisa las placas de los participantes en el Taller.

IMG_0327
Arturo revisa la placa de Fabián Ontiberos.

Después de la lija con agua utilicé una sustancia pulidora y un dispositivo de madera y tela para dejar la superficie de la placa de cobre como un espejo.

Desde un día antes había pensado en qué tipos de daguerrotipo deseaba trabajar. De inmediato decidí que serían dos: un autorretrato y la fotografía de una cámara. He explorado ambos motivos fotográficos desde hace años. El autorretrato me parecía un eco apropiado a los retratos decimonónicos. La fotografía de una cámara resultaba un asunto más personal por mi propia pasión por estos dispositivos y, además, porque deseaba hacer una foto de mi Kodak Retina IIa, regalo que me hizo mi esposa.

Del fotoperiodismo a los procesos fotográficos alternativos

El maestro Talavera inició su carrera como fotorreportero freelance y colaboró durante más de una década en periódicos como Reforma, El Universal o El Sol de México y en agencias como AP o Notimex. Sin embargo confiesa “Me empezó a cansar el fotoperiodismo, deseaba cambiar el rubro hacia una foto más documental en proyectos de largo aliento. Había otra necesidad de búsqueda, pensé que en la fotografía había más. Tuve la oportunidad de indagar otros procesos. Comencé a trabajar con la cámara estenopeica y fórmulas alternativas.”

Aunque el daguerrotipo fue el primero de los procesos fotográficos, fue el último en ser abordado por el ex-fotoperiodista: “Yo empecé a investigar desde la cianotipia, el van Dyke, la goma bicromatada, la impresión al carbón…” Sin embargo postergó el daguerrotipo pues “…me interesaba pero había poca información. Investigué y me di cuenta que las gentes que se suponían expertas en el tema realmente no sabían. Entonces lo dejé por su grado de dificultad un poco y porque me absorbían otros procesos.”

Mientras yo abrillanto, pule que pule, mi placa Arturo prosigue:

IMG_0304
Al escribir este artículo aún me duelen las manos por el pulido que parecía interminable. Foto cortesía de Fabián Ontiberos.

“El daguerrotipo siempre me intrigó, era algo que se mantenía como el más desconocido de los procesos fotográficos. Me di cuenta que los daguerrotipistas de la época murieron sin documentar sus secretos. Ahora apenas se empieza a retomar. Este proceso lo he investigados durante más de seis años, de manera más fuerte de tres años para acá. Hice mis primeros intentos pero había muchas cosas que yo no entendía y preguntaba, investigaba y experimentaba.” Sus tanteos fueron existosos finalmente.

Arturo observó atentamente mi placa y me indicó que la colocara en una bandeja para limpiarla de grasa y poder seguir al próximo paso: platear la plancha de cobre mediante electrólisis.

IMG_0295
La placa de cobre pasa por un proceso de electrólisis para el plateado característico. Foto cortesía de Arturo Talavera.

Me indicó darle un tiempo de dos minutos. Tras otra limpieza debí realizar nuevamente el procedimiento de pulido. Había que repetir estos pasos de dos a tres veces antes de poder sensibilizar la placa con los vapores de yodo.

Un nuevo interés de los coleccionistas

IMG_0576-Editar-2
Mauricio Zavala aguarda entre paso y paso en preparación para realizar sus daguerrotipos.

Mientras tanto el maestro Talavera nos indica que no todo el mundo tiene la paciencia para superar las pruebas que impone el daguerrotipo. Sin embargo para muchos fotógrafos sin la obstinación, el tiempo o un espacio apropiado existe una alternativa interesante:

“El coleccionismo del daguerrotipo se está moviendo y muy fuerte. Hay sociedades y gente que ya ven como negocio coleccionar daguerrotipos. Son piezas caras y difíciles de conseguir porque hay relativamente pocos en el mundo: la mayoría han desaparecido. Para identificarlos correctamente es importante buscar las tonalidades azulosas de la pieza, nunca marrones que indican otro tipo de procesos. Hay personas buscando activamente daguerrotipos, además de su estética, como inversión.”

jean_prelier_primera_fotografia_mexico_1839_daguerrotipo
Primera fotografía realizada en México. Vista de la iglesia del convento de San Francisco y al fondo el castillo de San Juan de Ulúa (1839). Daguerrotipo por Jean Preliere Dudoille cortesía de la George Eastman House.

Arturo nos explicó que los daguerrotipos mexicanos son relativamente raros. El procedimiento fue traído hasta tierra azteca por el galo Jean Prelier, apenas tres meses después de su aparición oficial en la Academia de Ciencias de París. ”Hubieron algunos daguerrotipistas que recorrieron la región del Bajío o que llegaron al sur y los que trabajaron en el centro de la República Mexicana son los más conocidos. En México el género que más se abordó en el daguerrotipo fue el retrato. Muchos daguerrotipos que se encuentran hoy en mercaditos o en La Lagunilla no son mexicanos sino europeos. Si es un retrato, hay más posibilidades de que sí sea mexicano.”

IMG_0362
La placa debe calentarse antes de ser sensiblizada.

El sudor y el cansancio me obligaron a reposar por un momento. La pausa me permitió observar con detalle el Taller Panóptico, instalado en la accesoria número 45 del Callejón de San Ignacio.

El lugar está repleto de frascos y botellas con químicos. En esta era digital me recuerda que los fotógrafos somos en el fondo alquimistas, y que practicamos una magia indisociablemente unida a los aspectos técnicos de la física y la química.

Me detuve un par de segundos para inspeccionar las cámaras que nos aguardaban impacientes.

El proceso de sensibilización

Terminé de abrillantar mis placas y las llevé al maestro para sensibilizarlas. Con un dispositivo de su invención se le aplicó un baño de vapores de yodo. Nos indicó lo voluble del asunto. Si nos movíamos a otro taller tendríamos que recalcular todos los tiempos pues el daguerrotipo es más caprichoso que una italiana: extremadamente sensible a la presión atmosférica o la humedad, por mencionar solamente un par de variables.

IMG_0366
La placa se sensibiliza con vapores de yodo. La caja es un dispositivo inventado por Arturo para evitar el cuarto oscuro y exponerse a los peligrosos humores del yodo metálico.

Hora de hacer la toma

La placa estaba sensibilizada y llegó el momento de colocar mi Kodak frente al monstruo de madera. Me agaché y utilicé un paño negro con el que me cubrí para poder visualizar mi motivo, tal como lo hicieron los fotógrafos durante más de un siglo. Con estas cámaras es necesario ejecutar movimientos en sentido inverso para encuadrar. Si uno se mueve a la derecha el sujeto lo hace a la izquierda, igual de arriba hacia abajo. Ajusté el enfoque y luego llegó el auxilio de un cuenta-hilos para hacer un ajuste de precisión. Todo estaba listo.

IMG_0415
Mi modelo ya estaba preparada.

Extraje la placa del chasis y luego activé el mecanismo de obturación. Dejé un tiempo de exposición de seis minutos, pues estábamos a pleno sol de mayo a medio día en la Ciudad de México. Todo depende de la luz utra-violeta, de modo que en diferentes momentos del día cambia la intensidad de los rayos UV.

Una vez realizada la exposición, la placa fue extraída en el cuarto oscuro y colocada en un estuche con una gelatina roja. Hay dos formas de hacer un daguerrotipo: revelando con vapores de mercurio (posibilidad extraordinariamente peligrosa aunque muy apreciada por sus tonos contrastados) o el método de Becquerel que emplea los propios rayos UV para el revelado. Como una nota al margen debo mencionar que estos procesos involucran el uso sustancias peligrosas y el énfasis que pone Arturo en la seguridad y prevención de riesgos es un alivio.

IMG_0441
Después de muchas horas llego mi momento decisivo: accionar el obturador. Foto cortesía de Arturo Talavera.

Aún había que esperar más tiempo, al menos 45 minutos, tiempo empleado por Arturo para reflexionar sobre el daguerrotipo y los procesos alternativos en la era de las apps y la fotografía con teléfono celular.

“Se han hecho aplicaciones [FilmLab o RetroCamera, por citar dos] y plug-ins para Photoshop [como Exposure4] para recrear técnicas del siglo XIX. También las posibilidades del daguerrotipo se están retomando, conceptualmente, estética y fotográficamente como imitaciones digitales. Fue un período que ahora está llamando la atención y tanto diseñadores, pintores o fotógrafos están regresando a la estética del daguerrotipo. Es tan bello el daguerrotipo que lo quieren emular y al menos intentan tenerlo con uno digital.”

Cuatro minutos sin moverse

Mientras se revela mi primer daguerrotipo es el momento de hacer un autorretrato. Otros buenos compañeros como Fabián Ontiberos o Mauricio Zavala también han estado haciendo lo propio y ya cuentan con algunas placas listas para el revelado.

Llega el momento de la verdad: quedarse quieto como piedra durante cuatro minutos. En clase con mis alumnos hemos realizado experimentos para estar quietos durante veinte segundos… ¡Y les ha parecido mucho!

IMG_0501
Cuatro minutos son una eternidad. Foto cortesía de Mauricio Zavala.

Tras elegir encuadre, enfocar y dejar todo listo es el momento de quedarse quieto con la mirada fija hacia el enorme lente f/2.8 para fotografía aérea adaptado por don Arturo a una cámara Graflex Speed Graphic (como las que usaba Weegee).

IMG_0486
Encuadre, enfoque ¡Dispare! Foto cortesía de Mauricio Zavala.

En cuatro minutos el maestro me explica que el Taller Panóptico surgió en el Puerto de Veracruz antes de su sede definitiva. “Viajábamos mucho a la Ciudad de México para impartir estos cursos con procesos del siglo XIX. En este taller encuentras procesos de época, aquí enseñamos técnicas: es importante aclarar que no creamos artistas, quienes se nos acercan suelen ser profesionales experimentados (aunque quien quiera acercarse es bienvenido). Lo que buscamos es que los fotógrafos encuentren otras salidas para sus proyectos. Una foto puede tener 16 o 18 salidas diferentes con la cámara y formato que quieras. Lo que se ofrece a los fotógrafos son posibilidades y buscamos hacerlo de manera democrática y no que sea solamente una élite la que pueda trabajar estos procesos.”

IMG_0404
La placa expuesta ha de permanecer unos 45 minutos a pleno sol protegida por un filtro de gelatina roja.

Hubo un momento en el que todo me dio vueltas por el sol ardiente y por estar quieto tanto tiempo. Finalmente la espera concluyó y llegó el momento de preparar la placa para dejarla al sol otros 45 minutos.

¡Éxito!

Arturo abunda, mientras tanto: “Hay proceso más caros que otros como el platino-paladio y sin embargo hay posibilidades que son grandes alternativas como la calotipia que bien realizada puede tener una calidad enorme. El platino-paladio ahora está muy valorado, pero la impresión al carbón, la aristócrata de los procesos fotográficos y que es pura grenetina, podría superarlo hasta en rango tonal si está bien hecha.”

Debajo del filtro rojo ya se asoman las imágenes. Una hora después llevamos las placas al interior para colocarlas en el fijador de hiposulfito y luego son enjuagadas en agua destilada.

El resultado es un verdadero prodigio: por algo le llamaban el “espejo con memoria”. Lo que más se le parece es un holograma, el efecto es imposible de reproducir en una pantalla de computadora, lo que más se le aproxima es verlo en un video para apreciar cómo lucen en distintos ángulos porque coexisten de una manera difícil positivo y negativo al mismo tiempo.

IMG_0509
Mi primer daguerrotipo.

He sido muy afortunado: mis primeros dos daguerrotipos han resultado exitosos. Solamente queda esperar 24 horas para poder darles el último tratamiento de cloruro de oro para su sellado final y protegerlos en su estuche.

IMG_0527
Autorretrato.

Mientras Arturo Talavera cierra el taller con llave concluye: “Yo le digo a todos los fotógrafos digitales que se den la oportunidad para detenerse y revisar estos procesos. Si ves cinco fotos digitales todas lucen igual porque es un lenguaje binario y el ojo lo detecta, en cambio esto tiene profundidad, tiene peso, tiene presencia.

Al final la decisión es suya: los invito a no cerrarse a la posibilidad de enriquecer su trabajo.”

El día ha sido agotador pero la experiencia ha sido inigualable. Al final hay dos decisiones tan claras como urgentes: fundamos el 18 de mayo de 2013, los fotógrafos Patricia García Banda, Montserrat Muñoz, Fabián Ontiberos, Arturo Talavera, Xiuhnel Sanabria, Mauricio Zavala y un servidor, Óscar Colorado, la Sociedad Mexicana de Daguerrotipia y, la segunda resolución: cerrar nuestro día comiendo unos deliciosos tacos en alguna de las tradicionales cantinas mexicanas accesibles a unos cuantos pasos. Como decimos en México: ¿Alguien gusta?

_____

SMDÓscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra de Fotografía Avanzada en la Universidad Panamericana (Ciudad de México). Es autor de los libros El Mejor Fotógrafo del Mundo, Fotografía de Documentalismo Social y Fotografía Artística Contemporánea. Miembro fundador de la Sociedad Mexicana de Daguerrotipia.
Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

DSC_1950-Editar

Todas las fotografías © Óscar Colorado D.R. excepto las que indican otro autor.

Artículos y sitios relacionados:

mexicano2

16 comentarios en “El renacimiento de la daguerrotipia”

  1. Excelente articulo, ameno e intresante. He realizado, hace algunos años,el proceso de Niepce (betún de judea sobre placa de cobre) y también el tratamiento posterior con vapores de yodo sobre la placa plateada, pero el daguerrotipo es un proceso único que siempre me ha llamado la atención; me da gusto saber de la Sociedad Mexicana de daguerrotipia. Saludos.

    1. Estimado Pablo, qué interesante que hagas el proceso de Niepce. ¿De dónde eres? Si quieres experimentar con el Daguerrotipo puedes asistir a alguno de los talleres que organiza el Taller Panóptico donde asistimos por si algún participante desea unirse a la Sociedad Mexicana de Daguerrotipia. Visita http://www.daguerrotipia.org para más info. Saludos, Óscar Colorado

      1. Radico en el Estado de México, (Teotihuacan), voy a informarme de los talleres, si es posible, asistiré a uno. Anteriormente intenté también realizar el proceso Bequerel, pero no supe sensibilizar adecuadamente, ni tampoco el tipo de filtro rojo que debía utilizar.

        Gracias y felicidades por su trabajo.

      2. Pablo, ponte en contacto con el Maestro Arturo Talavera en su Taller Panóptico http://tallerpanoptico.blogspot.mx/, él te puede apoyar para que hagas el proceso de Becquerel, qué tipo de filtro utilizar (muy importante o no funciona bien) y también cómo sensibilizar la placa (que también tiene muchas variables). En la Sociedad Mexicana de Daguerrotipia estamos documentando los procesos de modo que en el futuro también podrás contar con manuales e información adicional.

  2. Que genial es tu blog””” realmente admiro todo el conocimiento que transmitís y aportas de manera fácil y moderna, con síntesis de infografías buenísmimas”” Exitos y gracias!

  3. que padre tu oficio felicidades por rescatar un arte casi perdido, pregunta, y ya comercializas la toma de daguerrotipos, creo que seria un experiencia muy buena utilizarlos para mis proyectos de restauracion, me informas si se podria. gracias
    rocio galindo l

    1. Hola Rocío, de hecho no hago daguerrotipos con propósitos comerciales sino artísticos y académicos. Sí que resultaría un proyecto interesante de restauración, aunque los daguerrotipos auténticos son realmente raros, es más fácil encontrar ambrotipos o ferrotips. ¡Gracias por visitar mi blog! Saludos, Óscar Colroado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s