w-eugene-smith-country-doctor-27

Después de terminar una cirugía que duró hasta las dos de la madrugada, el doctor Ceriani está agotado en la cocina del hospital con una taza de café y un cigarrillo. «Las enfermeras» -anotaba LIFE-, «le pedían al médico que descansara y se relajara un poco, pero como sabían que era incapaz de hacerlo, al menos mantenían una cafetera siempre lista a cualquier hora del día.»

Deja un comentario